viernes, 7 de mayo de 2010

El Teatro Pemán, manos a la obra

El Ayuntamiento aprueba, tras dos años del cierre del espacio escénico, el proyecto básico para que en 2011 empiece a hacerse el nuevo

 

Un espacio escénico integrado, acorde con el parque y cohesionado con el Paseo de Santa Bárbara. Así se plantea el nuevo Teatro Pemán cuyo proyecto básico aprobó ayer la Junta de Gobierno y del que se espera que se comience a construir en 2011 para que esté listo para acoger los diversos actos que se programen en la gran conmemoración del Doce.

El teatro aumentará su relación, sobre todo la visual, con el Parque Genovés después de que cambie el muro de mampostería que lo separa del Paseo de Santa Bárbara, por un edificio acristalado que permitirá dar continuidad visual al parque a la vez que lo protege el microclima existente y en el que se realizarán diversas actividades culturales. Sin embargo, todavía habrá que esperar para contemplar este nuevo espacio pues se llevará a cabo en la fase final de las obras, «una vez se haya colocado la última losa sobre el 'parking' subterráneo», explicaba ayer la alcaldesa Teófila Martínez.

Pero las obras que sí se desarrollarán al mismo tiempo que las del Paseo de Santa Bárbara serán las de la remodelación del nuevo teatro, con el fin de que se agilicen ambas actuaciones.

Este nuevo diseño del teatro, cuyo presupuesto ronda los tres millones de euros, mantendrá el aforo de 2.400 espectadores pero incluirá una particular novedad. El escenario, que tendrá mayor profundidad que el actual para mejorar la acústica, contará con un espacio abierto a través del cual se podrá visualizar el paseo posterior. En el caso de que la representación lo requiera, la compañía podrá utilizar un telón parcial para preservar el desarrollo de la obra.

Palcos con pérgolas

El auditorio, cuya superficie será de 1.101 metros cuadrados, mantendrá la similitud respecto al anterior en el sentido que tendrá una leve inclinación en las gradas para mejorar la visión de los espectadores y seguirá estando al aire libre. Acompañando a las butacas, se habilitarán 22 palcos dotados de pérgolas. El teatro Pemán echó el cerrojo a principios de 2008, por lo que ya son tres las temporadas que nadie pisa las tablas de su escenario. Ante su clausura momentánea han surgido en la ciudad otros espacios culturales como la plaza San Antonio, que además de actuaciones de Carnaval, acogió el Festival Internacional de la Libertad de Expresión organizado por la Asociación de la Prensa.

Tras el cierre también del Castillo de San Sebastián por obras, la gran beneficiada ha sido la plaza de la Catedral, y con ella sus comerciantes, donde la pasada temporada estival se organizaron las actuaciones de Serrat, Sara Baras y Mónica Naranjo. A finales de mayo volverá a ser punto cultural con los conciertos de El Bicho y La Chica.