viernes, 25 de noviembre de 2011

La Junta da luz verde al PGOU

La consejera de Obras Públicas y Vivienda, Josefina Cruz Villalón, firma el documento que da validez al nuevo Plan General de Ordenación Urbanística y que contempla la construcción de 1.520 VPO en la capital

La consejera de Obras Públicas y Vivienda, Josefina Cruz Villalón, ha firmado la Orden por la que se da el visto bueno al Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) de Cádiz. El documento se aprueba con algunas subsanaciones ya indicadas por la Comisión de Ordenación del Territorio y Urbanismo de Andalucía (COTUA), celebrada el pasado mes de octubre, que tendrán que ser resueltas por el Ayuntamiento de Cádiz para poder publicar la normativa en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA). Según ha indicado la Junta en un comunicado, ese será el último paso para su posterior entrada en vigor.
La Consejería de Obras Públicas ha detallado que el PGOU de Cádiz, que sustituye al de 1995, marcará las pautas de desarrollo de la capital gaditana durante los próximos ocho años. Cádiz se convertirá en la segunda capital litoral, después de Málaga, en cumplir con las directrices marcadas por la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA) mediante la revisión de todo su planeamiento.
También por esta vía, Sevilla se ha adecuado al marco normativo vigente, mientras que el resto de capitales andaluzas --menos Almería, aún en proceso-- ya cumple con las directrices de la LOUA a través de la adaptación parcial de su Plan General.
El PGOU de Cádiz no plantea nuevos crecimientos de suelo urbanizable debido a la «colmatación» de su término municipal, un condicionante que ya tuvo que tener en cuenta el anterior Plan General de mediados de los 90. Por este motivo, las propuestas de desarrollo de la capital se fundamentan en operaciones de remodelación y reordenación de la ciudad ya existente.
De esta forma, el Plan reserva a través de Áreas de Reforma Interior (ARI) y Áreas de Incremento de Aprovechamiento (AIA), una superficie de 314.000 metros cuadrados para uso residencial, lo que permitirá la construcción de 3.115 viviendas, de las cuales casi la mitad (1.520) se destinarán a Viviendas de Protección Oficial (VPO). Esa exigencia representa una proporción del 48 por ciento de la edificabilidad de los suelos residenciales, porcentaje «muy superior» al 30 por ciento que establece la Ley urbanística andaluza.
Con esta «importante oferta residencial a precio asequible» se pretende recuperar parte de los 20.000 habitantes que la capital ha ido perdiendo en su censo desde 1995. De hecho, el documento prevé un crecimiento poblacional de 7.500 nuevos habitantes.
Las nuevas bolsas de VPO se localizan en la zona de Puerta Tierra, aunque las dos actuaciones de mayor envergadura se ejecutarán en la Zona Franca-Loreto, con 361 viviendas protegidas, y en el área del Hospital Universitario Puerta del Mar, con 344.
En el PGOU también destacan los 411.000 metros cuadrados destinados al impulso de actividades económicas y productivas en el entorno, sobre todo, de la Zona Franca Norte y Sur. El documento también realiza un esfuerzo por dotar a la ciudad de nuevas zonas libres, pese a las dificultades de encontrar suelo disponible.
En el documento se han incorporado las modificaciones del planeamiento aprobadas recientemente sobre diferentes ámbitos de la ciudad entre las que destacan Valcárcel, el Campo de las Balas y la Estación de Renfe, a las que se añade la construcción del nuevo Hospital en la Zona Franca.