martes, 18 de enero de 2011

Finaliza el último tramo de la Avenida de la Constitución de 1812

La alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, ha asistido a la apertura al tráfico de la Avenida de la Constitución de 1812.

Con esta vía transversal se ha dado continuidad al tramo de la Avenida de la Constitución de 1812 comprendido entre la calle Marqués de la Ensenada y la Avenida Juan Carlos I.

Esta Avenida de la Constitución de 1812 está llamada a convertirse, toda vez concluyan las obras del segundo puente de Cádiz, en eje transversal principal de la ciudad, dada la clara rotundidad de su trazado, conectando los principales viales urbanos longitudinales de acceso a la ciudad. Esto redundará en una redistribución de gran calado de los desplazamientos del tráfico rodado y, por tanto, en una clara mejora de la accesibilidad de la ciudad. 

De este modo supondrá una descarga de tráfico del viario longitudinal de la ciudad, principalmente de la avenida hasta el entorno de las Puertas de Tierra. Es, por tanto, objeto del proyecto, toda la obra de urbanización, comprendiendo todas las redes de servicios subterráneos.

Asi pues, se dota a la zona de nuevas redes de abastecimiento de agua potable y de saneamiento (pluviales y fecales separativo) al objeto de mejorar la eficacia en la gestión de los mismos. De igual forma, se proyecta una nueva red de alumbrado público, sustituyéndose los trenzados actuales que discurren grapeado por las fachadas de los edificios limítrofes de la avenida.

De esta manera se mejora la eficiencia energética. No en vano, en previsión de la ampliación de la futuras redes de suministro de baja y media tensión, se ha ejecutado  una canalización subterránea a lo largo de todo el tramo de avenida.

Asimismo, se ha ejecutado una red de riego enterrada por goteo y la correspondiente dotación de jardinería, con la plantación de palmeras entutoradas.

Por otro lado, adquiere singular importancia la regulación del tráfico, por lo que se contempla la semaforización de los cruces con la Avenida Juan Carlos I, con la calle García de Sola,  y con la calle  Marqués de la Ensenada. Además, el proyecto de urbanización crea zonas de tránsito peatonal longitudinal protegidas del tráfico rodado (acerados en las márgenes) y pasos transversales de cruce de calzada con los oportunos rebajes de bordillo.

Con esta obra, se dota a la avenida de dos carriles por sentido de circulación y de mediana separativa, creándose en las márgenes de la calzada estacionamiento en cordón, aprovechada asimismo para la ubicación de contenedores que permiten la recogida selectiva de los residuos sólidos urbanos.

Asimismo, en la margen coincidente con la calle Jose Joaquín de Mora, el Ayuntamiento ha habilitado un carril bici que queda confinado por una doble alineación de palmeras de la variedad washingtonia.