jueves, 22 de abril de 2010

Un plan de sedes en aprietos

La última polémica por el anuncio de derribo del edificio de la antigua Escuela de Náutica -que ha contado con la oposición de varios colectivos, entre ellos el Colegio de Arquitectos-, no ha hecho más que empeorar el sombrío panorama para que la Junta encuentre por fin sede para todas sus dependencias.

Aunque todas las instituciones, ciudadanos y empresas sufren la falta de suelo en la ciudad, la administración autonómica tendrá que hacer auténtico encaje de bolillos para ubicar a sus trabajadores en lugares en donde al mismo tiempo pueda dar un buen servicio al ciudadano. Así, si el derribo de Náutica no se lleva a efecto, habrá que restaurar el edificio, lo que supondrá un mayor coste económico y de tiempo. Allí se ubicaría la Delegación de Educación, a la que de momento habrá que encontrarle un lugar, probablemente en Zona Franca.
Capítulo aparte merece el Instituto del Rosario, hoy sin uso. El antiguo centro de enseñanza, catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC), necesita una rehabilitación integral y aún así «tiene muchas limitaciones a la hora de intervenir en él porque es un edificio del siglo XVII que apenas se puede tocar», explicó el delegado de Economía.

http://www.lavozdigital.es/cadiz/20080525/cadiz/plan-sedes-aprietos-20080525.html