jueves, 20 de mayo de 2010

La estación de autobuses más barata, rápida y funcional

  • Cinco estudios de arquitectura lucharán por dejar su huella en la plaza Sevilla en un proyecto que todos consideran vital
  • La Junta premiará los proyectos que requieran menos tiempo y dinero

La sombra del horrendo fantasma con forma de tijera afilada recorre los pasillos de las administraciones. En medio de este mayo negro, hablar de nuevas inversiones parece un pecado y resulta aún más extraño porque se refiere a un proyecto que lleva años durmiendo el sueño de los justos, por culpa de la falta de acuerdo entre las administraciones. Desde que hace dos años Adif, Junta y Ayuntamiento se pusieran de acuerdo para empezar a desarrollar la nueva plaza de Sevilla, aún no se ha movido allí una piedra. Sin embargo, tras años de inactividad, la Junta quiere darle un impulso a la única tarea que tiene pendiente en ese gran intercambiador de transportes que será la plaza Sevilla: la construcción de la estación de autobuses. Conscientes de que una vieja marquesina donde se ubican los vehículos y unos módulos que hacen las veces de taquillas no son la mejor imagen para recibir a los viajeros que vendrán en 2012 (sí, porque también lo harán en autobús) han sacado adelante un concurso, llamando a seis estudios de arquitectura para que presenten sus propuestas.

La estación de autobuses más barata, rápida y funcionalLa estación iba a estar en un principio en los bajos de un edificio de oficinas que construiría Adif para que con su venta pudiera financiar la enorme operación de la plaza Sevilla. Sin embargo, en vista también de como están las cuentas del Estado, las tres administraciones decidieron sacar la estación, hacerla en un edificio aparte y por la vía rápida. Esa vía rápida ha sido un concurso por invitación, en el que al final han participado cinco estudios (el sexto renunció a la posibilidad).

Los estudios son todos andaluces, excepto el del gallego César Portela, autor de la remodelación de la estación de Renfe y gran conocedor también de la zona. Se trata de los sevillanos José Antonio Carvajal Navarro y JBF Ingenieros y Arquitectos, S.L y los gaditanos Ernesto Fernandez-Pujol Martínez y Francisco Reina.

Ha sido un concurso muy rápido, con apenas tres semanas para esbozar las propuestas (se amplió a última hora una más) y con escasísimos datos. Las premisas eran: un edificio de dos plantas, con una baja para las 16 dársenas -que es el número que Comes estimó necesario- y una alta para las oficinas y demás servicios. La fachada no debía superar los 8,60 metros.

Aunque no venía entre las obligaciones del diseño, lo lógico (y así lo recogen varios de los arquitectos en sus propuestas) es que ambas estaciones, la de autobuses y la de ferrocarril estén comunicadas.

El 50% de los puntos se dará según la oferta económica (cuanto más baja, mejor), mientras que otro 30% valorará el tiempo de ejecución de la obra. Los plazos se quieren acelerar tanto que la Junta ha establecido en cinco meses la presentación del proyecto de ejecución a partir de la firma del contrato. La modalidad de concurso por invitación se ha podido llevar a cabo gracias a que el presupuesto del encargo no supera el mínimo exigido por Ley: serán 99.500 euros más IVA.

Las ofertas, este mes

La intención es hacer una exposición con los proyectos para que el público conozca las cinco ideas presentadas, pero la apertura de las ofertas económicas no se hará esperar: está fijada para este mismo mes.

Se trata de una obra atractiva para todos los arquitectos participantes. Así lo reconocieron los cinco estudios consultados, aunque alguno incidió en las dificultades que presenta la parcela. «No es sólo un lugar por donde pasa la gente y los autobuses, es una oportunidad de crear ciudad», señaló el gaditano Francisco Reina.

Parecida opinión tiene Ernesto Fernández-Pujol, quien destacó que la estación se encuentra dentro de una «importante y delicada» operación para la ciudad.

http://www.lavozdigital.es/cadiz/v/20100520/cadiz/estacion-autobuses-barata-rapida-20100520.html