martes, 26 de abril de 2011

El Teatro Romano podría contar con otro acceso por uno de los vomitorios

Emilio Yanes hace balance de los trabajos de consolidación, que estarán para 2012 · Ya se han construido cinco arcos y comenzado a ejecutar los paraguas de inyección para excavar bajo los edificios

El Teatro Romano podría contar en un futuro con un nuevo acceso desde una de sus entradas naturales: un vomitorio oculto bajo la Posada del Mesón que permitirá recorrer su galería interior y salir finalmente a la cavea.
Ésta es una de las líneas de trabajo que, de cara a un futuro, está barajando la Consejería de Cultura de la Junta, como institución impulsora de la puesta en valor del yacimiento como próximo elemento dinamizador de la economía cultural de la ciudad.
Y así lo confirma Emilio Yanes, el arquitecto que firma y coordina el ambicioso proyecto de consolidación del terreno que se está ejecutando en las edificaciones que colindan con el coliseo de Gades.
A menos de un año de su anunciada finalización, el experto hace balance y explica que en la fase actual de ejecución "se están cerrando las actuaciones de consolidación de las edificaciones que delimitan el área excavada del Teatro Romano y que gravitan sobre los rellenos que lo colmatan".
En este apartado aclara que son trabajos de "consolidación parcial, ya que no contempla todas las cimentaciones de todas las construcciones colindantes".
Entre los avances que pueden apreciarse sobre el terreno se encuentra la ejecución de cinco arcos sobre las fachadas de dichos edificios, correspondiente a la ejecución de la última fase de los trabajos de consolidación.
La función de estos arcos es, según puntualiza Emilio Yanes, "de resistencia y de posicionamiento". A través de ellos se están realizando actualmente las inyecciones de hormigón que permiten configurar los paraguas bajo los edificios y que, a su vez, posibilitará excavar próximamente bajo los mismos.
Previamente a la colocación de estos arcos, "se les han practicado una serie de orificios convenientemente distribuidos en función del paraguas a ejecutar".
Cuando todavía no ha expirado esta fase de los trabajos, Yanes comenta que se está estudiando la colocación de un sexto arco que termine de configurar el frente de las edificaciones. Cada uno de estos arcos, añade, adopta una geometría distinta con el fin de adecuarse a las bóvedas que se necesitan generar con los paraguas de inyección bajo las edificaciones.
Una vez finalizados estos paraguas de inyección, se proseguirán con los trabajos de índole arqueológica -actualmente parados-, de vigilancia y documentación.
En esta materia, según aclara la Consejería de Cultura, no se ha producido hasta la fecha ningún hallazgo relevante ni se han alcanzado los niveles romanos.
No obstante, estas labores de consolidación permitirán explorar bajo estos edificios en busca de nuevos datos sobre el Gades romano. Concretamente, los metros que se avanzarán en galería bajo las viviendas variará en cada una de estas edificaciones. Si bien, en términos generales, "se alcanzará la primera crujía de cada edificio, a contar desde la fachada donde se inicia el tratamiento".
Para ser más exactos, el arquitecto asegura que la excavación se ha planteado hasta traspasar los límites de las edificaciones, "atravesando los muros medianeros hasta pasar bajo ellos". Por tanto, está previsto salvar un primer tramo de "mayor responsabilidad" que debe realizarse en este momento y con los medios de control dispuestos actualmente en la obra. Si bien, independientemente de los límites que actualmente alcance esta fase de la excavación, "el paraguas permitirá en un futuro el avance en galería unos metros más de lo previsto".
En cuanto a los arcos que se disponen en la zona de la Posada del Mesón, bajo el Centro de Interpretación del coliseo, la excavación será completa, con lo que se liberará todo el área del teatro enterrada bajo este edificio.
A la hora de valorar la parte del proyecto ya finiquitada, el experto asegura que está muy satisfecho, ya que "todo marcha según lo previsto" y porque "ya podemos afirmar que existe una mejora de las cimentaciones de los edificios en contacto con el teatro".
Para ello asegura que se ha echado mano del sistema de control más avanzado y con mayor precisión que existe. Tanto es así que varios catedráticos procedentes de universidades españolas e internacionales han visitado la obra y mostrado gran interés y reconocimiento por la propuesta, la técnica empleada y la precisión en la ejecución.
El proyecto de consolidación del terreno permitirá compatibilizar la seguridad y pervivencia de los edificios existentes sobre el teatro con la recuperación actual y futura de los restos arqueológicos del Teatro Romano, de modo que tales zonas de interés queden expuestas a la luz y puedan ser visitables. Paralelamente, se están realizando las labores de musealización del Centro de Interpretación del coliseo de Gades.