martes, 15 de junio de 2010

El Plan de Movilidad verá si es viable que el tranvía vaya por el centro de Cádiz

No hay fecha para la redacción de un documento que depende de grandes obras que aún están pendientes de ejecutar: Hospital Regional, acceso desde el Carranza, vía transversal, plaza de Sevilla o conexión portuaria

La instalación de un tranvía urbano que conecte con la red metropolitana y circunvale todo el casco antiguo de Cádiz se convirtió en el sorpresivo protagonista de parte del debate que ayer celebró la corporación gaditana para aprobar de forma inicial su nuevo Plan de Ordenación Urbana.
El pasado sábado la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, adelantó la intención de ampliar la red del tranvía hasta ahora limitada hasta la plaza de Sevilla, destacando esta actuación como uno de los grandes proyectos del nuevo Plan.
Sin embargo, el desarrollo de este medio de transporte, más allá de lo ya previsto dentro del plan que ejecuta la Junta y que conectará Chiclana y Puerto Real con Cádiz por medio del tranvía, no está totalmente cerrado y, en todo caso, será un proyecto a ejecutar a corto o medio plazo.
Ayer mismo tanto la alcaldesa como el teniente de alcaldesa de Urbanismo, Ignacio Romaní, especificaron que la puesta en marcha del tranvía dependerá del Plan de Movilidad, un documento que va a ser esencial para las comunicaciones internas de la ciudad, y, sobre todo, del plan de viabilidad del nuevo medio de transporte, según especificó el edil a este diario, documento que aún hay que elaborar.
En todo caso, el Plan trata muy por encima la puesta en marcha del tranvía. Sí deja claro que debe limitarse al perímetro del casco y que la conexión entre la avenida del Puerto y la Alameda se haría a través de las calles Argüelles o Fermín Salvochea. A la vez se considera fundamental que la plataforma para este transporte sea también compatible con el uso del autobús urbano y el carril bici. Aunque se limite a una única dirección, como propone el mismo PGOU, será necesario eliminar plazas de aparcamiento, como ya adelantó este sábado la alcaldesa.
En todo caso, la definición del futuro recorrido quedará reflejado en el Plan de Movilidad.
Este documento va a ser esencial para la capital por cuanto el mismo reflejará los sustanciales cambios viarios que se van a producir en su reducido término municipal una vez hayan concluido diversos proyectos urbanísticos de gran calado, muchos de los cuales aún ni se han iniciado. Es por ello por lo que desde el equipo de Gobierno se opta por no fijar fecha para su elaboración, pero se prevé que no vea la luz hasta dentro de unos años.
El Plan fijará, de esta forma, los cambios en la circulación rodada en zonas que sufrirán una transformación radical como el entorno del futuro Hospital Regional, el acceso a Cádiz del segundo puente y la ampliación de la carretera industrial, la reordenación del puerto, la conclusión de la avenida transversal y la obligada mejora de la conexión con el puente Carranza desde el polígono exterior de Zona Franca.
Es decir, obras de gran calado, muy costosas de ejecutar y, en su mayoría, con perspectiva de tardar años en estar terminadas. El propio edil de Urbanismo destacaba ayer la dependencia de este documento respecto a otras administraciones pues de la evolución de sus proyectos dependerá el propio desarrollo del Plan de Movilidad.
Que el desarrollo del tranvía urbano irá para la largo se justifica en la intención del Ayuntamiento de seguir con el plan de reforma de la calzada de todo el paseo perimetral, del que sólo se ha ejecutado un pequeño tramo en las inmediaciones de la Alameda. Esta obra supone levantar todo el adoquinado, que se encuentra en muy mal estado, para reponerlo junto a una zona asfaltada para permitir el paso del tráfico rodado. Romaní indicó a este diario que esta actuación seguirá, entre otras cosas porque se quiere tener urbanizada la zona de cara al Bicentenario, aunque ello supondrá introducir futuros cambios si se ejecuta la obra del tranvía, que obligará a levantar la calzada para instalar las vías.
El Plan de Movilidad incidirá de lleno en la líneas de autobuses. La propia apertura del Hospital Regional (que de hacerse no estará listo hasta dentro de al menos cinco años) creará en esta zona un área esencial para la llegada de autobuses urbanos e interurbanos; de igual manera pasará una vez esté ejecutada la vía transversal (su última fase aún puede tardar al menos tres años), que será esencial para la puesta en marcha del circular. Ya en el casco antiguo, el tranvía incidirá en el diseño final de la renovada plaza de Sevilla y en la avenida del Puerto, que curiosamente va a urbanizarse en apenas unas semanas una vez hayan concluido las obras del aparcamiento subterráneo.
A todo ello habrá que unir el coste de la instalación del tranvía urbano, que al final puede ser el principal problema más allá de los meramente urbanísticos y técnicos. Hoy por hoy, el Ayuntamiento de Cádiz no dispone de estos fondos para una obra de este calado ya que sus prioridades se sitúan en otros proyectos: nuevos equipamientos para tener la ciudad preparada de cara al 2012 y los actos del Bicentenario, lo que consumirá buena parte de los limitados recursos de los que aún hoy puede contar.

http://www.diariodecadiz.es/article/cadiz/724841/plan/movilidad/vera/si/es/viable/tranvia/vaya/por/centro/cadiz.html