sábado, 19 de febrero de 2011

El PP quiere desarrollar el tranvía a lo largo de los próximos 4 años

Las obras se harán por fases a lo largo de toda la ronda de circunvalación · Habrá hueco para el carril bici y el nuevo medio de transportes compartirá viario con los autobuses y el automóvil privado

El gobierno municipal se comprometió hace unos meses a estudiar la viabilidad de la instalación de un tranvía en la ciudad y ya ha dado los primeros pasos para hacer realidad este proyecto, que se incluye dentro del Plan de Movilidad que prevé el nuevo Plan de Ordenación Urbana, que entrará en vigor una vez sea ratificado por la Junta de Andalucía.
La alcaldesa, Teófila Martínez, dejó ayer claro, para los que aún no lo tuviesen, que la propia configuración de la ciudad sólo permite proyectar un tranvía urbano y no un tren tranvía, modelo seguido en Sevilla y San Fernando. El primero de los casos ocupa menos espacio en la vía pública y puede convivir con otros medios de transporte: el privado, la bicicleta o los autobuses; el segundo, por contra, necesita una plataforma de ocho metros de ancho exclusiva para ellos lo que, en el caso de Cádiz, invalidaría cualquier otro medios de transporte.
A la vez, Martínez dejó claro que el compromiso municipal de estudiar la viabilidad del tranvía urbano va en serio, que ya se está trabajando en el proyecto y que, y ahí está lo más destacado, la intención es que si el PP gana las elecciones municipales del próximo 22 de mayo, algo que pocos discuten, el nuevo mandato de cuatro años, entre 2011 y 2015, se dedicará a ejecutar esta actuación urbanística, mediante fases y, se espera, con el apoyo financiero de la Junta de Andalucía, que sufraga las operaciones del tren-tranvía en Chiclana y San Fernando y su conexión con la capital de la provincia.
En todo caso, los técnicos municipales ya están trabajando en los estudios sobre la viabilidad técnica y económica de esta operación, en la que habrá que tener en cuenta la compatibilidad con el servicio de los autobuses urbanos y la cuantificación del número de hipotéticos pasajeros.
Atendiendo a lo dicho ayer por la alcaldesa, estas son las claves de la futura instalación de un tranvía urbano en Cádiz:
Tranvía urbano-Tren tranvía: El segundo modelo, que es el que se sigue en Sevilla y San Fernando, imposibilita el paso de otros medios de transporte, salvo que la vía sea lo suficientemente ancha, lo que no ocurre en la rotonda que circunvala el casco antiguo. "Sería cerrar el casco antiguo a la entrada de vehículos o de las restantes líneas de autobuses. Sería decirles a quienes tienen coche y viven en intramuros que no pueden tenerlo". Por contra, el tren tranvía no necesita esta plataforma exclusiva hasta el punto que puede circular por su trazado cualquier tipo de vehículo.
Plaza intermodal: La plaza de Sevilla se va a convertir en un importante eje de intercambio de transportes públicos: estación ferroviaria, terminal de autobuses interurbanos, catamarán y parada final del tren tranvía. Aquí se ubicaría la parada de principio-final del recorrido para el tranvía urbano. El Ayuntamiento considera que si el tren tranvía llegase hasta la plaza de España este valor intermodal se perdería pues sus pasajeros tendrían que retroceder para poder acceder a otros medios de transporte que se ubican en la plaza de Sevilla; además, se resalta el coste que supondría esta medida y el impacto urbanístico en la propia plaza de España.
Trazado adecuado: La intención es que el tranvía urbano parta de plaza de Sevilla rumbo a la avenida del Puerto y desde allí circunvale el casco antiguo en una única dirección. Se descarta que pase por los arcos de la muralla de San Carlos por lo que se desviará bien por Argüelles o bien por la calle San Germán, que será peatonalizada cuando se reordene la zona.
Hueco para todos: El diseño municipal considera que hay espacio suficiente para un carril dedicado para el tráfico rodado, autobús y bicicleta (en el sentido de entrada al Campo del Sur) y otro donde estaría el viario para el tranvía, junto al autobús y el coche privado. El trazado del carril bici dependerá de la propia configuración urbana de la zona sobre la que se va a actuar.
Obras en el viario: Considera la alcaldesa que la remodelación del viario que ahora se ejecuta en la zona de la Alameda y que se extenderá por todo el Campo del Sur no entra en conflicto con este proyecto. Por lo pronto, afirma que las obras que ahora se ejecutan son muy necesarias pues hay tramos del viario que están impractibles. Igualmente destaca que los railes del futuro tranvía se adaptarán casi en el mismo hueco del paso actual de los coches, por lo que la modificación sería mínima.
Progreso y tradición: Se considera que es factible unir el desarrollo de un nuevo medio de transporte con la facilidad de acceso a la ciudad. A la vez, se advierte que será fundamental que los vecinos asuman el respeto entre medios de comunicación tan diferentes.