lunes, 14 de febrero de 2011

La construcción del nuevo edificio de Náutica rondará los 23 millones

La Junta ya ha presentado el anteproyecto del inmueble en el Ayuntamiento como paso previo al dictamen de la Comisión de Patrimonio · El diseño respetará la fachada principal con la proa y el puente de mando

La delegación provincial de Patrimonio de la Junta de Andalucía ha registrado esta semana en el Ayuntamiento de Cádiz, para su traslado posterior a la Comisión Provincial de Patrimonio, el anteproyecto para el antiguo edificio de Náutica, en la avenida Duque de Nájera. Este se va a destinar como sede de los servicios administrativos del ente autonómico. Ahora queda a la espera de que sea informado antes de proceder a la redacción definitiva del proyecto constructivo.
El anteproyecto ha sido realizado por el estudio de Arquitectos Ayala, que fue el que ganó el concurso que sacó la Junta. Este planteaba la necesidad de ubicar un edificio de oficinas en torno a los 15.000 metros cuadrados en el antiguo solar de la Escuela de Náutica. En las bases del concurso se incluía un informe redactado por la Dirección General de Bienes Culturales, en el que se explicaba los valores relevantes que tiene el edificio todavía en pie, obra de los arquitectos Luis Laorga Gutiérrez y José López Zanón. Básicamente estas salvedades se centran en la fachada en forma de proa.
El anteproyecto que se presentó el miércoles prevé una planta de acceso, otras tres en altura, más otra de cubierta y una última de ático, todas ellas sobre rasante, con una superficie edificable de 12.979,20 metros cuadrados. Asimismo hay otras dos plantas subterráneas, que suman unos 9.037,40 metros cuadrados, lo que supone una superficie total construida de unos 22.016,60 metros. Esto permitirá alojar a unos 832 funcionarios o empleados públicos.
Según lo que estima la Junta de Andalucía, el valor de la construcción a precio actual estaría en torno a los 23 millones de euros aproximadamente.
En la memoria descriptiva del anteproyecto del estudio Arquitectos Ayala hay una cosa que ya muestra toda una declaración de intenciones: "La memoria colectiva de la ciudad recordará siempre la imagen urbana de la esquina curva y muda que aparece en todas las panorámicas de La Caleta".
Por ello consideran que al tratarse de "uno de los barrios más antiguos del mundo occidental, hemos querido conservar esta imagen". No obstante, afirman que se ha querido proyectar un edificio tanto exterior como interiormente "de carácter actual y que se construirá en el siglo XXI".
En dicha memoria afirman que se va a conservar la imagen de la fachada principal a la avenida duque de Nájera con la proa y el puente de mando como elementos identificativos.
La gran novedad será la nueva fachada al patio de acceso, que estará enriquecida con lamas de madera, "a modo de libros desordenados sobre una estantería, tamizará la limpia y fuerte luz que siempre existe en Cádiz".
La fachada del cuerpo que cerrará el patio contra la medianera también tendrá lamas, pero en este caso verticales "ordenando y dotando de serenidad a este cuerpo". La otra fachada, la de la calle Matía Calvo, se proyecta con un carácter nuevo para el edificio, "pero no tanto para el resto de la ciudad, en la que existen multitud de ejemplos de grandes huecos verticales".
Interiormente todo será nuevo, salvo la ubicación del salón de actos. Por otra parte, desde el patio ajardinado y abierto a la avenida Duque de Nájera se accederá al amplio vestíbulo general que acogerá visitantes y usuarios del edificio. "El guiño de la gran escalera principal conseguirá potenciar aún más el carácter del vestíbulo y, por tanto, el del propio edificio, emblemático e institucional".
Existirán otros accesos alternativos, independientes y de comunicación directa con los despachos para uso de funcionarios. El registro general se situará junto al acceso principal.
Uno de los aspectos más curiosos es que el edificio va a disponer de guardería, cuya fachada se retranquea ligeramente de la calle Matía "para acentuar la tranquilidad que necesita una escuela infantil, mediante una pequeña franja ajardinada que servirá de desahogo". Por otra parte, una serie de patios ajardinados servirán para iluminar la totalidad del edificio.
Uno de los aspectos más llamativos del edificio es lo que representaba el puente de mando, que en esta ocasión los arquitectos han proyectado que esté ocupado por salas de reuniones y trabajo, con vistas a la playa y a la línea del horizonte".
En el cuerpo lateral al patio de acceso que hace de medianera con el edificio colindante y desarrolladas en cuatro plantas se situarán las delegaciones provinciales, con los despachos y las oficinas abiertas frente a los patios.
Todos los módulos tendrán una orientación norte-sur para un mayor ahorro energético "pensando más en aclimatar que en climatizar". Los arquitectos aseguran en esta memoria descriptiva del anteproyecto que los despachos de los delegados provinciales "no pueden tener una situación más privilegiada, abiertos al mar y a la playa de La Caleta".
En el proyecto de Arquitectos Ayala también se plantean dos plantas de bajos rasante que se destinarán a plazas de aparcamiento y a los depósitos de archivo, almacenes y locales de instalaciones, "todo ello con acceso directo a los puestos de trabajo de cada planta".
Los autores del anteproyecto confiesan que lo que les ha guiado en todo momento es "el máximo respeto por el edificio, conscientes de que una intervención en el casco histórico de Cádiz realizada con libertad y valentía termina consiguiendo el mejor diálogo entre lo nuevo y lo viejo". En este sentido, el objetivo es potenciar por un lado la imagen urbana y construir un nuevo edificio "potente e inevitablemente tecnológico que representa la forma de vida actual".