martes, 14 de junio de 2011

La promotora de Los Chinchorros amenaza con el concurso de acreedores

Construcciones Arrecife, formada en un 99% por UPB y en un 1% por Goncava, ha dicho a los vecinos que si un 70% de ellos no acepta la subida del precio de sus viviendas en un 100% tomarán esta decisión

Desbloquear la construcción de las 171 viviendas de la promoción de Los Chinchorros, en la que no se mueve un ladrillo desde hace dos años, parece cada vez más complicado. La maldición sobre el proyecto iniciado en los primeros años de los noventa para convertir el viejo polígono San Juan Bautista en una zona atractiva de la ciudad, entre la playa, el nuevo parque en el antiguo cementerio de San José y la avenida principal, pesa como una losa en las más de 100 familias que depositaron sus esperanzas en la promotora Arrecife Costa Bahía, que estaba participada en un principio a partes iguales por SyC95 y Goncava y que actualmente, tras la cesión de las acciones de la primera, está formada en un 99% por UPB (del grupo Goncava) y la propia Goncava en un 1%.
Hace un mes la plataforma de afectados de Los Chinchorros se constituyó en asociación. Una entidad que preside Marcelo Villacosta y que el pasado viernes mantuvo una reunión para evaluar las últimas novedades.
La preocupación de los vecinos sigue aumentando ante la amenaza de los propietarios de la promotora. De hecho, Villacosta señalaba ayer a este diario que hace algunos días mantuvieron un encuentro con los principales accionistas de Goncava, los hermanos Miguel y Javier González Tello, y que "básicamente nos amenazaron con acogerse al concurso de acreedores si un 70% de los vecinos no firmábamos unas nuevas condiciones de compra de las viviendas, en las que el precio de estas subía un 100%. Es decir, si cuando firmamos la compra la casa costaba 120.000 euros ahora costaría el doble".
De las 171 viviendas previstas para construir en Los Chinchorros 93 son de renta libre y 78 protegidas, estas últimas dedicadas en su mayoría a alquiler por 25 años con posterior opción de compra. Marcelo asegura que actualmente la Asociación de Afectados de la Promoción de Los Chinchorros acoge a más del 30% de los compradores de los pisos de renta libre. "En la asociación, que ya figura en el registro, hay gente preparada y que sabe lo que se hace. De hecho, en la reunión con los constructores le rebatimos las justificaciones que nos dieron para el precio abusivo que nos quieren imponer en las viviendas y no supieron qué decir".
En dicho reunión, los afectados solicitaron a Arrecife que les facilitara algún interlocutor válido en la entidad bancaria que en su día otorgó el crédito para iniciar los trabajos (La Caixa) y un plano del proyecto definitivo de los bloques de vivienda, ya que temen que después de tantos años éste pueda haber sufrido alguna variación. "Hace unos días nos llamaron y nos dijeron que no accedían a ninguna de nuestras peticiones y nos repitieron que irían al concurso de acreedores si el 70% de los compradores no aceptábamos sus condiciones. Nosotros no podemos hacer nada a este respecto, si quieren ir a concurso de acreedores que vayan, pero está claro que nosotros no vamos a firmar una subida de más del 100% de unas viviendas que llevamos años esperando, entre otras cosas porque no tenemos ese dinero que nos piden", dijo Marcelo.
Hay que recordar que la constructora ha dejado de pagar los alquileres que se comprometió en su día cuando muchos propietarios de casas en esa zona las permutaron para que pudieran iniciarse las obras y que ya se han producido numerosos desahucios. Todo hace indicar que Los Chinchorros no tendrá un final feliz.