miércoles, 2 de marzo de 2011

Un plan pendiente desde 2008

El diseño del centro apenas ha variado desde que se presentó por primera vez

La lentitud de toda la tramitación administrativa que va a posibilitar la construcción del nuevo hospital ha permitido al equipo de arquitectos ganador del concurso diseñar el complejo sanitario con mayor detenimiento. Todo el trabajo realizado se ha basado en el Plan Funcional elaborado por cerca de dos centenares de profesionales, y en las reuniones mantenidas con los propios profesionales del centro, la última hace apenas unos días. En todo caso el anteproyecto definitivo que será presentado por la consejera apenas cambia respecto a lo que ya se ha ido conociendo desde 2008. Así, ya estaba previsto la separación de dependencias en varios edificios y la unión de los mismos mediante una gran zona ajardinada (conocida desde octubre de 2008), así como la altura final del complejo, que será de doce plantas (ya adelantado el pasado mes de enero). De esta forma, el hospital, que ocupará una extensión de más de 125.000 metros cuadrados, contará con los siguientes elementos.
atención ambulatoria y ciudadana
El centro está orientado al ciudadano, por ello se potenciará la atención ambulatoria que estará separará del área de hospitalización, con actuaciones sanitarias de acto único e ingresos de estancia más corta. A la vez, la mejor atención al ciudadano se logrará con la apertura de una residencia para madres o padres de niños hospitalizados y la existencia de una guardería para los hijos de los profesionales que trabajen en el centro. Igualmente, para facilitar el acceso al complejo, se contará con un aparcamiento subterráneo con cerca de dos millares de plazas. El actual Puerta del Mar no cuenta con este servicio. Todos los servicios de atención inmediata y las dependencias administrativas se ubicarán en las plantas inferiores. Se produce un crecimiento espectacular en el área de consultas externas y en el hospital de día con más de 80 módulos y ocho mil metros cuadrados de superficie. Igualmente se potencia de forma considerable el área de urgencias, con más medios y un acceso más fácil para los usuarios.
atención médica
El área de hospitalización irá en las torres que se levantarán sobre el gran espacio ajardinado, con vistas a la bahía y al conjunto de la ciudad. Inicialmente están previstas 750 camas en habitaciones individualizadas con una superficie media cada una de ella de 26 metros cuadrados; 126 camas para pacientes críticos, urgencias adultos y reanimación y 26 quirófanos. También se incrementan las camas de maternidad, los paritorios y las restantes dependencias de este servicio que contará con su propia ala de atención en el nuevo complejo sanitario. Destaca también la ampliación de los servicios psiquiátrico que, respecto a los actuales del Puerta del Mar, se incrementarán con un hospital de día. Todo se complementará con servicios como salas de radiodiagnóstico, de medicina nuclear y los laboratorios de análisis clínicos, entre otros.
Dotación
La apertura de las instalaciones irá acompañada con la puesta en funcionamiento de nuevas dotaciones tecnológicas: gammacámara, ALE, hemodinánica, unidad electrofisiología, etcétera, que permitirá solventar el déficit que actualmente tiene el Puerta del Mar a pesar de las mejoras introducidas en los últimos años.
Docencia e investigación
La docencia y la investigación seguirá teniendo un papel relevan te e incluso incrementado ante la previsión de la cercanía de la nueva Facultad de Medicina, que se quiere levantar frente al centro sanitario, así como la cercana Facultad de Enfermería, ubicada en la avenida Ana de Viya. Se apuesta, según el Plan Funcional, por la investigación biomédica.
COMPLEMENTOS
El objetivo de mejorar la atención a los pacientes y a sus familiares va más allá de la propia atención médica, lógicamente fundamental en este tipo de equipamientos. El proyecto ofrece áreas complementarias para en la medida de lo posible hacer más llevadera la estancia en el hospital. Así, se ha pintado una biblioteca para uso de los pacientes, una zona de tiendas, al menos dos cafeterías y la zona ajardinada que, por su altura, ofrecerá también unas vistas únicas de la ciudad y su bahía. El hospital contará con un aulario para unas 300 personas, que facilitará la integración de la docencia en el trabajo del día a día; un salón de actos, aulas informáticas y un taller de habilidades.