martes, 15 de marzo de 2011

17 empresas, interesadas en la obra de la nueva terminal de contenedores

Acuden al concurso agrupadas en seis UTEs · Ahora se procederá a una valoración por parte de la comisión técnica y la APBC espera tenerla adjudicada en mayo

La Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz (APBC) celebraba ayer lunes el acto formal de la apertura de plicas con las ofertas presentadas por aquellas empresas que han mostrado interés en llevar a cabo la construcción de la futura terminal de contenedores del puerto gaditano.
Como ya se preveía en el seno de la APBC dado el calibre de la magna obra, el concurso han acudido las constructoras de más renombre del actual panorama del sector en España. Por el mismo motivo, tampoco parece haber sorprendido el hecho de que todas ellas se hayan agrupado en distintas uniones temporales (UTEs) para así acometer con mayores garantías esta obra que representa un paso histórico para el puerto de Cádiz.
En total han sido 17 las firmas que se han visto atraídas por el proyecto de la nueva terminal de contenedores. Estas se han presentado agrupadas en seis uniones temporales. De esta manera, las UTEs concurrentes son la compuesta por Dragados, S.A., Ferrovial-Agroman, S.A. y Flota Proyectos Singulares, S.A.; o la compuesta por Sociedad Anónima Trabajos y Obras (SATO), Obrascón Huarte Lain, S.A., Bahía San Kristóbal, S.L. y Jan de Nul N.V.
Concurre también la UTE Aldesa Construcciones, S.A., Corsan-Corviam Construcción, S.A.; la UTE Acciona Infraestructuras, S.A. y FCC Construcción, S.A.; la UTE Sacyr, S.A.U., Prinur, S.A.U., Somague Engenharia, S.A., Josef Möbius Bauaktiengesellschaft y, por último, la UTE Cyes Infraestructuras, S.A. y Cysur Obras y Medio Ambiente, S.A.
Se trata de la mayor oferta pública de la historia del puerto de Cádiz, que cuenta con un presupuesto de licitación de 106,2 millones de euros, financiados con 54 millones procedentes de los Fondos Europeos del programa Feder. La complejidad de la obra requiere un nivel y una experiencia tan sólo alcanzables para empresas de la talla de las que se han presentado a la llamada de la APBC.
Pero la necesidad apremia y el cronómetro sigue su curso de manera que lo próximo será la adjudicación de la obra que podría tener lugar, según cálculos de Rafael Barra, para el mes de mayo. Pero antes, la comisión técnica, integrada por personal de la APBC y de Puertos del Estado, analizará primero las ofertas técnicas y administrativas para pasar luego a analizar un punto que aún permanece sin descubrir: la oferta económica. Esta se desvelaría a principios de mayo.
A partir de la adjudicación y a sabiendas de que el proyecto cuenta con un plazo máximo de ejecución de 46 meses, con una entrega parcial inicial a los 34 meses, la obra podría estar lista a lo largo de 2015.
El nacimiento de la nueva terminal provocará una especie de efecto dominó, dado que hasta allí se trasladarán los contenedores que ahora reposan en el muelle Reina Sofía. Este último espacio quedaría ocioso y preparado para convertirse en una zona sólo para cruceros.