miércoles, 2 de marzo de 2011

El museo del Carnaval estará listo para construirse el viernes

Esta semana terminarán los trabajos de derribo del antiguo IES La Viña · La alcaldesa quiere firmar en los próximos días el preacuerdo de contrato con el arquitecto

Cuando el sábado comiencen las fiestas de Carnaval, el futuro museo que se quiere construir en la Viña habrá dado un paso importante de cara a hacer realidad un proyecto que acumula más de once años de retraso. La demolición del antiguo IES La Viña, en la plaza Reina Sofía, concluirá esta semana, según anunció ayer la alcaldesa, Teófila Martínez, que quiso visitar la obra justo en el momento en que sólo queda en pie la parte del edificio que aproximadamente será lo que ocupe el futuro museo.
A pie de las obras de derribo que comenzaron la pasada semana, Martínez destacó que el proyecto de Rafael de Giles -que resultó ganador del concurso convocado al efecto- aportará al barrio de la Viña "una gran plaza y un lugar de encuentro" para sus vecinos. Y es que de los 2.800 metros cuadrados que ocupa el solar, el museo ocuparía entre 550 y 600 metros.
Una vez se lleven a cabo los trabajos de demolición, la alcaldesa anunció ayer que en los próximos días se quiere firmar el preacuerdo de contrato con el arquitecto para que comience a redactar el proyecto básico. Así, se pretende que una vez se apruebe el nuevo PGOU, todos los trámites previos estén lo más adelantado posible para iniciar la licitación de la obra de construcción del museo cuanto antes. Y esta previsión del Ayuntamiento procuraría que las obras comiencen antes de que acabe 2011; aunque la alcaldesa afirmó al respecto que "eso dependerá de lo que la Junta tarde en aprobar el PGOU".
Al respecto de la financiación, Martínez insistió en que si el resto de los patronos de la Fundación encargada del proyecto da marcha atrás en su compromiso económico -como ya hizo la empresa Muñoz Vera e hijos- "nosotros no vamos a parar". Y de hecho, destacaba ayer los trabajos de derribo, con un coste de 137.000 euros, como prueba evidente del compromiso del Ayuntamiento. En teoría, cada uno de los seis patronos debe aportar un millón de euros.
Así las cosas, en dos semanas el espacio del Museo del Carnaval habrá pasado de ser un antiguo instituto a un solar. De ahí al inicio de las obras, cuyo período de ejecución se estima no inferior a los 18 meses, se desconce todavía cuánto tiempo transcurrirá.