miércoles, 1 de junio de 2011

Fomento quiere abrir la rotonda de Río San Pedro antes de dos semanas

A lo largo del mes de junio se construirá la última pila del puente que quedaba pendiente antes de poder iniciar la instalación de los tableros · 180 personas trabajan actualmente en la obra

A lo largo del mes de julio la operación de construcción del segundo puente volverá a ser un espectáculo visual. Para entonces, según la previsión del Ministerio de Fomento, comenzarán a instalarse los tableros de La Pepa. Será una transformación esencial respecto a lo que se ha venido viendo en los últimos meses, acostumbrado ya el ciudadano al crecimiento constante de los pilares de la estructura.
La última pila, la número 10, comenzará a levantarse en apenas unos días. Ahora se ultima la número 9 mientras que la pontona se ha ubicado donde irá el décimo pilar que, según la previsión de la dirección de obras, podría estar terminado en un plazo de tres o cuatro semanas. En cuanto a los dos grandes pilares, hace ya semanas concluyó el número trece, que está en tierra, mientras que apenas si quedan unos retoques para el número doce, levantado en aguas de la Bahía.
Con todo ello, el mes de julio verá ya como comienza la complicada operación de instalación de los tableros, labor que se iniciará por el lado de Cádiz de esta infraestructura. Una parte de estos tableros se han preparado en una fábrica asturiana, ensamblándose en Cádiz. En cuanto al tablero desmontable hace ya tiempo que concluyó su construcción en las dependencias de Dragados Off-shore en Puerto Real.
El buen tiempo veraniego va a ser fundamental para dar un empujón literal a las obras, ya que facilitará la instalación de estos tableros de 75 metros de longitud y, a la vez, evitará parones en las obras debido a las jornadas de lluvia o fuerte viento, que han sido demasiadas en lo que va de año. Si nada se tuerce, cuando se inicie el otoño el avance que se debe haber conseguido en este proyecto habrá sido espectacular y esencial para conseguir que La Pepa pueda entrar en funcionamiento antes de que, en octubre de 2012 concluyan los actos de conmemoración del Bicentenario. Tras esta fase comenzará otra igualmente de gran complejidad: la instalación de los tramos atirantados, con 44 unidades en cada parte, que marcarán el nuevo perfil de la Bahía. Igualmente avanzado va la zona del puente en el Río San Pedro.
Pero si el segundo puente avanza especialmente en el mar, el proyecto del Ministerio de Fomento también cumple plazos en tierra. Así, la previsión de este departamento es que en el plazo de unas dos semanas entre en servicio la reordenación de la rotonda del Río San Pedro, un nudo de conexión esencial en las Bahía pues afecta a la llegada de la autopista a Cádiz y al propio puente de La Pepa, así como a la barriada del Río San Pedro y a las instalaciones industriales del polígono. Hace ya algo más de un año se abrió de forma precaria, con varias fases de las obras pendientes, mejorando desde ese momento el acceso a Cádiz de forma sustancial