sábado, 25 de noviembre de 2006

El nuevo pabellón Portillo tendrá una piscina geriátrica y un aparcamiento

Las obras no empezarán hasta que no se acabe el pabellón del casco histórico El estacionamiento subterráneo dará servicio a la Ciudad de la Justicia

 

Cientos de discapacitados, ancianos y niños o adultos con lesiones o que se estén recuperando de alguna dolencia podrán disponer de una piscina terapéutica para ayudar en su rehabilitación una vez que se construya el nuevo Pabellón Portillo. De esta forma, además de cualquier persona a título particular, las cinco asociaciones que tienen firmados convenios con la Delegación de Deportes -Agamama, Afanas, la asociación de padres de niños autistas, Afemen y Fadems, la de niños discapacitados- podrán beneficiarse de esta nueva piscina.
Ayer la alcaldesa, Teófila Martínez, adelantó las líneas principales del proyecto, que se terminará en breve y se llevará a la Comisión de Gobierno.
2.500 espectadores
Además de esta piscina geriátrica, que tendrá una dimensión aproximada de 12 por 6 metros, el nuevo pabellón dispondrá de tres salas de gimnasio: aeróbico, anaeróbico y multifuncional y una cancha deportiva, con unas gradas con capacidad de más de 2.500 espectadores.
Asimismo, dentro del proyecto se destinarán otros 564 metros cuadrados a diverso equipamiento deportivo, sin contar con los vestuarios y las zonas comunes que son habituales en este tipo de infraestructura.
Fachada moderna
«Será un edificio moderno, con una fachada acristalada, que aportará arquitectura contemporánea a la zona», explicó la regidora.
Las obras, en cualquier caso, tanto de demolición del actual pabellón como de construcción del nuevo, no pondrían comenzar hasta que no finalice la construcción del pabellón del casco histórico, prevista para verano. Se trata de que las personas que utilizan el Portillo en la actualidad no se queden sin un lugar para practicar sus deportes.
Son varios los problemas que padecen los usuarios de estas instalaciones, según recordó ayer la propia edil: espacios muertos, deficiencias en la megafonía y, en definitiva, un equipamiento que ya se ha quedado obsoleto. La conclusión es clara: no merece la pena rehabilitarlo y sale mucho más rentable construir uno nuevo.
La alcaldesa aprovechó para confirmar que el proyecto lleva incluida la construcción de un aparcamiento subterráneo, con capacidad para unos 330 vehículos. Este estacionamiento no sólo dará servicio a los usuarios del polideportivo, sino también a los vecinos -que ya tienen graves problemas para encontrar lugares donde aparcar- y a la futura Ciudad de la Justicia, una vez que ésta se construya. Hay que tener en cuenta que este equipamiento, cuya edificación corresponde a la Junta de Andalucía, no dispondrá de un aparcamiento subterráneo, a excepción de algunas plazas para los funcionarios y para el traslado de presos.


El nuevo pabellón Portillo tendrá una piscina geriátrica y un aparcamiento

DATOS BÁSICOS

Aparcamiento: El estacionamiento subterráneo previsto (de unas 330 plazas) no sólo dará servicio a los usuarios del futuro polideportivo, sino también a la vecina Ciudad de la Justicia, que sólo dispondrá de garaje para funcionarios y labores internas.
Pista deportiva: Las instalaciones contarán con una pista para practicar diferentes deportes y con unas gradas con capacidad para más de 2.500 espectadores.
Equipamiento: Se destinarán unos 564 metros cuadrados.
Fachada: Será acristalada para permitir el paso de la luz.
Edificio: Será una estructura prefabricada de hormigón, con una altura equivalente a un edificio de cuatro plantas.
Reformas añadidas: Junto a la construcción de esta infraestructura deportiva también se remodelará la plaza Miguel Hernández, para que el nuevo edificio encaje en el espacio disponible.
Gimnasios: Habrá tres salas, una para ejercicios aeróbicos, otra para anaeróbicos y una tercera multifuncional.

http://www.lavozdigital.es/cadiz/prensa/20061125/cadiz/nuevo-pabellon-portillo-tendra_20061125.html