sábado, 17 de abril de 2010

El caso de Náutica revela la indefensión de la arquitectura del siglo XX

Los arquitectos recomiendan proteger 90 conjuntos de toda la provincia Algunas de estas obras se encuentran en mal estado o han desaparecido ya

El intento de la Junta de Andalucía de derribar el edificio de Náutica ha destapado una realidad que hasta ahora había circulado sólo por los pasillos de las instituciones académicas: la desprotección del patrimonio arquitectónico más reciente. La arquitectura moderna se enfrenta a la incomprensión e indiferencia de políticos y vecinos, con tan sólo un puñado de voces que alertan de esta sangría que afecta a los mejores edificios del siglo XX. En contra de la arquitectura de los últimos cien años juega también ese criterio estético subjetivo que permite hablar de edificios feos y bonitos y no de calidad. El año pasado, la celebración de la sexta edición del Congreso DoCoMoMo puso la primera piedra con la Carta de Cádiz, un documento que lucha contra la desaparición de los edificios más relevantes del Movimiento Moderno.

DoCoMoMo son las siglas de Documentation and Conservation of buildings, sites and neighbourhoods of the Modern Movement (Documentación y Conservación de Edificios y Barrios del Movimiento Moderno). Se trata de una iniciativa internacional que surgió en el año 1990 en París y que en España y Portugal tiene su propia organización, el DoCoMoMo Ibérico (www.docomomoiberico.com).

La organización ibérica, tras estudiar los ejemplos de arquitectura del siglo XX en España y más concretamente en Andalucía y Cádiz, redactó una lista de 90 edificios, barrios o conjuntos que a su juicio son los que deberían ser protegidos y perdurar en el tiempo para generaciones venideras. De esos 90, la Junta de Andalucía ha decidido incoar el expediente de inscripción en el Registro General de Patrimonio de Andalucía de 12 conjuntos, entre los que se encuentra la Escuela de Náutica que el delegado del Gobierno, José Antonio Gómez Periñán, sugería demoler. En realidad, Náutica no es una excepción. Muchos de esos 90 incluidos en el listado del DoCoMoMo ibérico se encuentran en estado semirruinoso o al menos, necesitan una urgente intervención. Es el caso de algunas de las viviendas sociales que se incluyen en el listado, como las de la barriada de La Plata, de Fernando de la Cuadra, en Jerez; o los edificios de las 256 viviendas de la barriada, que aunque fueron levantadas en los años ochenta ya necesitan reparaciones, ya que se encuentran mirando a la Bahía y les afecta mucho el salitre.

Mucha menos solución tiene el caso de la antigua Lonja de Barbate. El edificio de Casto Fernández-Shaw e Iturralde fue derribado tan sólo semanas después de que se incluyera en el listado del DoCoMoMo. Se alegó que su estado era ruinoso y se temía el colapso del edificio. Lo cierto es que, aunque la idea del Ayuntamiento es levantarlo tal y como era, el original ya sólo se podrá ver en fotografías.

Más del 40%, en Cádiz

Hay que tener en cuenta que de ese listado, 38 inmuebles o conjuntos se encuentran en la capital gaditana, lo que significa el 42% del total. Le sigue Jerez, con 13 (algo más del 14%) y luego hay otros edificios o barrios de Tarifa, San Fernando, Puerto Real, etc. Muchos de ellos son, aunque tengan más o menos el aprecio del ciudadano, iconos de la ciudad, como las Torres de Luz de Puerto Real. O las alamedas, tanto de Jerez como de Cádiz. Y por supuesto, los teatros de ambas ciudades, el Falla y el Villamarta. En esta relación se incluyen el Balneario de La Palma o el Monumento a Las Cortes, en Cádiz.

Pero luego existe toda una serie de edificios que pasan totalmente inadvertidos y cuya inclusión en el listado de inmuebles a proteger resultaría una sorpresa para los vecinos de la zona o los paseantes habituales. Es el caso de la clínica dental de la calle Tamarindos, en Bahía Blanca, de Tomás Carranza; o la Casa Grosso (Bahía Blanca, 8), de Francisco Hernández Rubio.

mcaballero@lavozdigital.es
El caso de Náutica revela la indefensión de la arquitectura del siglo XX

http://www.lavozdigital.es/cadiz/20080519/ciudadanos/caso-nautica-revela-indefension-20080519.html