viernes, 28 de mayo de 2010

Obras Públicas quiere licitar la Casa de los Periodistas antes del verano

La consejera Rosa Aguilar presentó ayer el proyecto en el Congreso Mundial de esta profesión · "El objetivo y el compromiso" es que el edificio de la plaza de la Merced esté finalizado para el año 2012

"Por la libertad así como por la honra se puede y debe aventurar la vida" le dice Don Quijote a Sancho Panza. Muchos periodistas se convierten en quijotes que se estrellan contra molinos de viento que los amordazan, los encarcelan e incluso los matan.
La cita la utilizó en la tarde de ayer la consejera de Obras Públicas de la Junta, Rosa Aguilar, en el Congreso Mundial de Periodistas que se celebra en el Palacio de Congresos de Cádiz. Venía al pelo porque acudía a presentar la Casa de los Periodistas, las segunda en el mundo de sus características después de la de París y en la que se quiere acoger a profesionales que son perseguido por ejercer la libertad de expresión.
Tras una presentación protocolaria y generalista, ya antes los periodistas de la ciudad que cubrían el evento, Aguilar dejó clara dos cosas. Una, que se va a licitar antes del verano, por lo que el inicio de la construcción será inminente. Lo segundo es que el objetivo y el compromiso es que la obra esté terminada en el año 2012.
"El proyecto ya está preparado y dispuesto para licitarlo rápido. La voluntad es licitarlo antes del verano y mientas tanto pediremos la licencia al Ayuntamiento. No vamos a interrumpir el proceso", señaló Rosa Aguilar.
Junto a Fernando Santiago, presidente de la Asociación de la Prensa de Cádiz, una de las impulsoras del proyecto y Reporteros sin Fronteras, explicó que el proyecto que va a ejecutar la Junta de Andalucía tendrá un coste de 600.000 euros. Se levantará en el número 7 de la plaza de la Merced, en un edificio que cuenta con un bajo, dos plantas y un ático.
Según el proyecto, el inmueble dispondrá de un salón de actos para su uso interno y también para actividades compartidas con el barrio, buscando con ello la integración de los alojados y los vecinos de la zona, con quienes tendrán la oportunidad de colaborar con conferencias, talleres y publicaciones.
En las dos plantas estarán situadas las 14 habitaciones, cada una de ellas con aseos individuales y un espacio para cocina y comedor. Cada una de las habitaciones va a estar patrocinada por un grupo de comunicación, entre ellos el Grupo Joly, editora de Diario de Cádiz. Por su parte, en el ático habrá una biblioteca y una zona de trabajo, además de unas vistas hacia el barrio de Santa María.
Al igual que la Maisons des Journalistes de París, fundada en el año 2002, el inmueble está destinado a acoger a los profesionales de los medios de comunicación exiliados por ejercer la libertad de prensa, especialmente africanos y de habla hispana: "La libertad debe ser un valor altamente protegido y los periodistas deben tener una casa desde la cual puedan ejercer y desarrollar su trabajo", apuntó la consejera ante los 300 periodistas que asisten al Congreso Mundial.
Aguilar recordó que se trata de "una casa y un hogar cálido para que en él se encuentren y se reconozcan a aquellos periodistas perseguidos de cualquier punto del mundo" y añadió que es "una puerta al barrio y a la esperanza".
La consejera dejó claro que aún queda mucho camino por recorrer "porque la libertad sigue siendo una asignatura pendiente para muchos países donde, además de su profesión, el periodista se juega la vida".
La Junta de Andalucía asume este proyecto como una de sus aportaciones para el Bicentenario de la Constitución y también para el del IX Decreto sobre la Libertad de Prensa e Imprenta, que tuvo lugar en las Cortes de la Isla de León en 1810