jueves, 17 de junio de 2010

El nuevo PGOU de Cádiz supera un trámite decisivo

“Ha llegado la hora”. Estas fueron las primeras palabras que se pronunciaron en el Pleno extraordinario convocado ayer para votar la aprobación provisional del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Cádiz. Era el portavoz del grupo mixto, Sebastián Terrada, el encargado de pronunciarlas y de abrir por tanto un debate que mantuvo un tono moderado, que fue por momentos constructivo y, sobre todo, que estuvo centrado en cuestiones fundamentales para el futuro de Cádiz y los gaditanos.
Ayer se aprobó de manera provisional el nuevo Plan General de Ordenación Urbana de Cádiz.Ni aún así se logró el consenso. El documento fue aprobado tan sólo con los 18 votos a favor del Partido Popular, porque tanto PSOE como Izquierda Unida votaron en contra del mismo.
Sebastián Terrada fue el primero en defender su postura, aduciendo que el PGOU “es contradictorio, incoherente y no tiene vocación de Bahía”. El concejal de Izquierda Unida acusó al equipo de Gobierno de haber elaborado un documento con un “importante componente especulativo, atacando al pequeño comercio gaditano con la propuesta de cinco grandes superficies comerciales”.
Otro aspecto que criticó Terrada fue el de la participación ciudadana, considerando que no se ha fomentado el debate. “Se han limitado a poner dos exposiciones sin que los ciudadanos pudieran aclarar sus dudas. Han aprovechado el documento para hacer propaganda política”, dijo. Terrada acusó al equipo de Gobierno de mentir sobre la aceptación de las alegaciones, ya que “se han estimado parcialmente el 17 por ciento y totalmente un 11. Ha habido un 47 por ciento de alegaciones que se dice que ya venían recogidas y que por lo tanto no se han estimado”. Estas cifras distan mucho de las que ha dado en los últimos días el delegado de Urbanismo, que ha cifrado en torno al 80 por ciento el número de alegaciones estimadas total o parcialmente.
El portavoz de Izquierda Unida también incidió en la falta de apuesta por la sostenibilidad y el transporte público.
Natalia Álvarez fue la encargada de ejercer como portavoz del grupo municipal socialista, y lo hizo criticando “la falta de modelo de ciudad” del Partido Popular y acusándolo de haber elaborado un documento que “es un simple escenario de negocios”.
A juicio de los socialistas, el Plan está “descontextualizado, sin tener en cuenta la situación económica, por eso es inviable. Es un ejercicio de irresponsabilidad”. Además, consideran que el PGOU no tiene en cuenta la relación de Cádiz con la Bahía y que no plantea la mejora de las infraestructuras ya existentes.
El PSOE coincidió con Izquierda Unida en echar en falta una mayor concreción en el plan de movilidad. “No hay un planteamiento serio del carril bici ni del tranvía”, dijo Álvarez.
Por otro lado, consideran que en el PGOU priman los intereses económicos del Ayuntamiento sobre las necesidades ciudadanas. “Se plantean más viviendas libres que de protección oficial. Se van a hacer operaciones especulativas con la sustitución de barrios de los años 50, multiplicando la edificabilidad en esas zonas y construyendo torres o hitos destinados a viviendas libres”.
También criticó el hecho de que “hay pocos espacios libres y se legaliza la ocupación de los mismos, permitiendo instalaciones de hasta 300 metros cuadrados. Además no se contempla ni uno nuevo en el casco histórico, que es la gran víctima de este Plan, porque sale perdiendo en todos los ámbitos”.
La socialista volvió a sacar a la palestra el proyecto de la Gran Plaza del Mar que en su día presentó su partido, acusando al equipo de Gobierno de preferir apostar por el aparcamiento para el vehículos privados”. Álvarez también expuso algunas de las líneas del modelo de ciudad propuesto por el PSOE, al que definió como “más de Cádiz”.
Defensa
Tanto el concejal de Urbanismo, Ignacio Romaní, como la alcaldesa, Teófila Martínez, tomaron la palabra en el Pleno para defender el documento presentado por el equipo de Gobierno.
Romaní defendió el Plan como un “documento valiente y realista que persigue un modelo de ciudad moderna y humanizada”. Asimismo, aseguró que “este es el Plan que Cádiz necesitaba para crecer de forma sostenible”, añadiendo que “este es el mejor momento para exponer ideas”.
El teniente de alcaldesa enumeró algunos de los puntos básicos del Plan, como la mejora de la integración del casco histórico y extramuros, la remodelación integral de la Zona Franca o el fomento del transporte público. Del mismo modo, criticó “que el modelo de ciudad socialista se base en la Gran Plaza del Mar”, recordando que Rafael Román la presentó en su programa electoral “y los gaditanos la denegaron democráticamente”. “Resulta ridículo que esto sea lo que defienden en este Pleno”, dijo.
Por su parte, Teófila Martínez, quiso aclarar que el PGOU “no es un documento cerrado, puede sufrir modificaciones a lo largo de sus años de vigencia”, recordando que “este equipo de Gobierno tuvo que modificar importantes cosas en el Plan del 95, e igual habrá que hacer pequeñas intervenciones de adaptación a los nuevos tiempos en los próximos años”.
Martínez calificó las aportaciones de los portavoces de la oposición como “decepcionantes” en un Pleno “tan importante” y dijo que este Plan es “un instrumento para salir de la crisis, puesto que va a generar miles de puestos de trabajo, más de mil millones de euros en inversiones, 3.500 nuevas viviendas, se aumenta la protección en catálogo de mil fincas, se incorpora definitivamente a la ciudad el Parque Natural de la Bahía y se incorporan 350.000 metros cuadrados de zonas verdes”.
El siguiente paso será la exposición pública durante un mes del documento con las alegaciones ya incluidas, para luego ser enviado a la Junta de Andalucía, que dispondrá de un plazo de seis meses para darle la aprobación definitiva.
Gobierno y oposición son incapaces de llegar a un acuerdo en el Pleno
Después de que en la comisión informativa de Urbanismo de la pasada semana tanto el PSOE como Izquierda Unida se abstuviesen sobre la convocatoria de este Pleno para aprobar provisionalmente el PGOU, se esperaba que el voto referente al documento fuese el mismo, pero finalmente no fue así y tanto unos como el otro votaron en contra de la aprobación. La importancia del Plan General hubiese sido una excelente ocasión para que todos los concejales del Ayuntamiento gaditano llegaran a un consenso en pro del mayor beneficio de los ciudadanos. Hubo referencias al acuerdo alcanzado con el Plan del 95, aunque la alcaldesa también recordó que entonces los miembros del PP no pudieron participar en el debate.
El tranvía se cuela de lleno en el salón de Plenos
Uno de los elementos que acaparó más minutos en el Pleno extraordinario de ayer fue el plan de movilidad urbana que el equipo de Gobierno esboza en el documento del Plan General de Ordenación Urbana. Los dos partidos de la oposición coincidieron en criticar que dicho plan no se haya elaborado de forma paralela al PGOU, dejando casi todas las cuestiones relacionadas con el transporte “para el futuro”. También hubo críticas para el modelo planteado para el carril bici, al que el PSOE calificó de “poco serio”. Sebastián Terrada también puso de manifiesto la apuesta que hace el equipo de Gobierno por el vehículo privado en detrimento del transporte público, dando más facilidad para llegar al casco histórico a los coches que lleguen por el segundo puente, además de plantear aparcamientos de rotación, con lo que “se penaliza” a lo residentes del casco histórico al dejarlos sin sitio para aparcar. No obstante, fue la inclusión del tranvía urbano en el casco histórico lo que motivó un mayor debate en el Pleno, puesto que la oposición considera que dicho proyecto apenas se menciona en el plan de movilidad, mientras que la alcaldesa había anunciado ante los medios de comunicación que ya existía un proyecto en firme para ponerlo en marcha. A juicio de Izquierda Unida, el equipo de Gobierno entra en contradicciones al hablar de un sentido único de circulación en el casco histórico con la implantación del tranvía urbano y al hacerlo a la vez de las modificaciones en las líneas de autobuses. El equipo de Gobierno, por su parte, aseguró que en el documento sí se plasma su apuesta por el fomento del transporte público. En este sentido, hace unos días presentaban un proyecto para la implantación de un tranvía que circunvalaría el casco histórico sin necesidad de plataformas como las del interurbano o catenarias, permitiendo la circulación de vehículos por la misma calzada.

http://www.andaluciainformacion.es/portada/?a=128160&i=100&f=0