martes, 8 de junio de 2010

La aprobación en pleno queda para el lunes y habrá otro mes de exposición pública

La oposición critica la política de movilidad, la de vivienda protegida y el exceso de suelo para uso comercial

El nuevo mapa de la ciudad, el documento que resume la distribución de los escasos espacios de la capital gaditana según nuevos viarios, zonas de viviendas, jardines, aparcamientos y emplazamientos para empresas o industrias quedará cerrado el próximo lunes.

El 14 de junio ha sido la fecha señalada para la aprobación en sesión plenaria del Plan General de Ordenación Urbana. Una vez que los concejales gaditanos, entre los que el PP tiene mayoría absoluta, den luz verde a este documento, sólo restará que la Consejería de Obras Públicas de la Junta de Andalucía lo dé por válido. Legalmente, tiene seis meses para hacerlo, por lo que el respaldo definitivo del documento que trata de definir la ciudad de Cádiz de la segunda década de siglo debe recibir confirmación autonómica antes de Navidad.

La elección de la fecha del pleno fue la principal decisión de la comisión de Urbanismo celebrada ayer y presidida por el delegado municipal de Urbanismo, Ignacio Romaní. El concejal califica el nuevo PGOU como «impecable desde el punto de vista técnico y favorable al desarrollo de la ciudad».

La propuesta de celebrar la sesión el próximo lunes salió adelante con los votos del Partido Popular y la abstención de los dos partidos de la oposición, PSOE e Izquierda Unida.

Esta reunión formal previa también sirvió para conocer una novedad. Habrá un nuevo periodo de exposición pública del documento urbanístico. Durante un mes, se volverá a mostrar el documento del Plan General, pero esta vez con el añadido de las 1.511 alegaciones ya incorporadas.

Esta muestra tendrá lugar una vez que el documento se apruebe provisionalmente en el Pleno Extraordinario del próximo lunes y se publique el acuerdo plenario en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP). La exposición tendrá lugar en la Oficina Técnica del PGOU.

Con este nuevo periodo de exposición pública, el gobierno municipal considera que «abre una nueva oportunidad para que ciudadanos, colectivos y partidos políticos puedan consultar el documento que traza el futuro urbanístico de la ciudad incidiendo aún más en el principio de la transparencia». Los dos partidos de la oposición, PSOE e IU, consideran, sin embargo, que esta nueva muestra pública es una obligación debido al gran número de modificaciones que incluye la propuesta definitiva.

Respecto al contenido del plan, abordado ayer inicialmente en la comisión, la concejal socialista Natalia Álvarez aseguró que se trata de «un conjunto de ideas irrealizable. Está pensado en tiempo de bonanza pero tendrá que ser aplicado en otra realidad distinta».

Las mayores trabas socialistas al documento se centran en la pérdida de viviendas de protección oficial: «¿Dónde van las que iban a construirse sobre palafitos?», así como en la excesiva presencia de suelo de uso comercial y en una «falta de apuesta por el transporte colectivo».

Sebastián Terrada (IU) también esboza en tres ideas su rechazo al plan que se debatirá el lunes. Para el concejal, no está claro «dónde irán las viviendas que se anuncian; es evidente la falta de un plan de movilidad centrado en el transporte público y hay un gran exceso de suelo de uso terciario».

http://www.lavozdigital.es/cadiz/v/20100608/cadiz/aprobacion-pleno-queda-para-20100608.html