viernes, 2 de julio de 2010

Estudian ensanchar el paseo tras el colegio Campo del Sur

El nuevo polideportivo podría propiciar la reducción de las pistas deportivas del centro

Al mismo tiempo que se ha ganado un nuevo espacio cultural, la ciudad suma también otro equipamiento a la vez deportivo, turístico y de ocio. Las obras de construcción del polideportivo de la Mirandilla -aún en ejecución- han permitido habilitar otro mirador a la Bahía que ayer fue inaugurado por la alcaldesa de la ciudad.
En estas nuevas instalaciones deportivas practicarán educación física los alumnos de los colegios Campo del Sur y Mirandilla. Y esto, precisamente, puede propiciar el ensanchamiento del paseo del Campo del Sur en esta zona. La alcaldesa confirmó ayer a este periódico que en los convenios que se firmarán con los centros educativos para la utilización del pabellón se planteará la posibilidad de que las pistas deportivas del colegio Campo del Sur se conviertan en un espacio de recreo para los alumnos del centro, por lo que reduciría sus dimensiones permitiendo al mismo tiempo ensanchar el paseo en esa zona.
Precisamente, la reforma que se ha hecho este año en el Campo del Sur ha llegado hasta este punto, donde el paseo se estrecha y obstaculiza en cierto modo la continuidad de los paseantes. Es por este motivo por el que el Ayuntamiento ve ahora la posibilidad de ensanchar el paseo, aprovechando además el mirador situado sobre el polideportivo.
Con la construcción del nuevo pabellón de la Mirandilla la alcaldesa destaca que se haya eliminado un equipamiento que rompía estéticamente con el entorno y que además no cumplía la normativa relativa a la práctica deportiva. Además, con el mirador se crea otro punto con vistas al mar "desde el Castillo de San Sebastián hasta Torregorda" y para contemplar también las fachadas del Campo del Sur, según afirmó ayer Martínez. Para ello, en el mirador (en cuyo suelo se ha realizado un mosaico de 1812) se han instalado un total de doce bancos de hormigón, además de catorce farolas y una serie de papeleras.
A este mirador se le aplicarán ahora diversas medidas de seguridad y antivandalismo para evitar su deterioro. Y el pabellón deportivo se pretende que esté en uso el próximo curso, una vez que finalicen las obras y que se firmen los convenios con los dos centros educativos.
Sobre esto último, Teófila Martínez destacó ayer que en los últimos años el casco histórico ha pasado a contar con tres instalaciones deportivas (las del IES El Náutico, el centro histórico y Mirandilla) que antes no existían ni estaban proyectadas. "Esta ha sido una apuesta muy fuerte del equipo de gobierno", dijo Martínez.