miércoles, 2 de febrero de 2011

El ciclo ‘Ultramar’ analiza hasta mayo del año Doce las influencias arquitectónicas entre Cádiz y las ex colonias españolas

El presidente del Consorcio del Bicentenario de la Constitución de 1812 y consejero de Gobernación y Justicia, Luis Pizarro, y el decano del Colegio de Arquitectos de Cádiz, Ramón Pico, inauguraron en la tarde del jueves el ciclo ‘Ultramar’, que analiza las influencias arquitectónicas entre ciudades del Atlántico, y que se estrenó con una conferencia del arquitecto argentino Ramón Gutiérrez, sobre las influencias gaditanas en la arquitectura y la fortificación en América Latina.
Este iniciativa cultural es fruto del convenio de colaboración suscrito entre el Colegio Oficial de Arquitectos de Cádiz y el Consorcio del Bicentenario de la Constitución de 1812. El ciclo plantea volver a convocar a los representantes de los territorios de ultramar en Cádiz, brindándoles la oportunidad de encontrarse todos juntos, contribuyendo a un mejor conocimiento mutuo de las realidades arquitectónicas ultramarinas. El objetivo es analizar aquellas cuestiones que genéricamente unían y acercaban a todos, al tiempo que pone de manifiesto las diferencias y características propias que distinguían a cada territorio.
Para ello se han programado trece conferencias que hasta mayo de 2012 analizarán la arquitectura de ciudades costeras de Hispanoamérica, Filipinas, Portugal y España; todas ellas bajo la responsabilidad de reconocidos expertos en la materia como Álvaro Siza o Rafael Moneo.
En el acto de apertura, según se ha informado a DIARIO Bahía de Cádiz, Pizarro ha recordado la vinculación entre Cádiz e Iberoamérica desde el siglo XVI y que desembocó en un proceso de influencias mutuas que ha dejado una importante impronta en ambos territorios, convirtiéndose uno en el espejo del otro, y viceversa. Una influencia recíproca que ha dejado también su huella en la arquitectura, como puede observarse en edificios y plazas de la ciudad gaditana y en otros muchos municipios de la costa, así como en las principales ciudades de las naciones de América Latina que presentan, por su parte, notables vestigios de la arquitectura española.
Para el consejero de Alcalá de los Gazules, la historia común y la íntima relación de este arte a ambas orillas del Atlántico han posibilitado la designación de la ciudad de Cádiz como sede de la VIII Bienal Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo (BIAU) en 2012, una reunión de máximo nivel de profesionales y expertos en la materia que en su última edición, celebrada en 2010 en Medellín (Colombia), congregó a más de 5.000 personas.
Ha explicado igualmente que, a pesar del impacto de la Bienal Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo a nivel profesional, el Consorcio del Bicentenario y el Colegio de Arquitectos de Cádiz quieren ir más allá, implicando a la ciudadanía para que los propios gaditanos conozcan de primera mano la trascendencia de este encuentro y, sobre todo, los denominadores comunes que unen las arquitecturas española y del otro lado del charco.
Luis Pizarro considera que un acontecimiento de este calado necesita de un proyecto “de gran calidad” y eso, ha recordado, es lo que está haciendo el Consorcio del Bicentenario para que la programación de La Pepa 2012 “sea de alta calidad, como requiere una efemérides como ésta, y que conlleve un importante impacto económico para la provincia”. En este sentido, ha pronosticado que la Bienal de Arquitectura va a ser una de las grandes citas del Doce y, por ello, ha invitado a la sociedad a disfrutar de este ciclo de conferencias como una “oportunidad indispensable para conocer mejor el entorno en que vivimos y que tanto admiramos”.
VOCACIÓN CONTINUISTA
Por su parte, el decano del Colegio de Arquitectos de Cádiz, Ramón Pico, ha indicado que ‘Ultramar’, la nueva propuesta formativa del Colegio Oficial de Arquitectos de Cádiz para el bienio 2011-2012, nace con una clara vocación continuista respecto a las últimas iniciativas llevadas a cabo (ciclo India 2008, ciclo China 2009, ciclo Europa 2010), “que han gozado de una extraordinaria acogida al tiempo que han contribuido a introducir la cultura artística y arquitectónica en una parte importante de la sociedad”.
Pico, asimismo, ha indicado que el balance de estos tres últimos ciclos culturales no ha podido ser más positivo. “Se han desbordado todas las previsiones tanto en la calidad de los ponentes -y por ende de las conferencias dictadas- como en el seguimiento de las mismas por los colegiados, que se ha visto reflejado en una audiencia siempre repleta de público que ha dejado pequeño nuestro Salón de Actos. Un interés del que también se han ido haciendo eco los medios de comunicación”.
Asimismo, ha añadido que “animados por esta excelente acogida, la Junta de Gobierno ha querido prolongar en el tiempo este mismo esquema formativo, dedicando la actividad cultural del bienio 2011-2012 al estudio y análisis de la estrecha vinculación marítima que a través de Cádiz se produjo entre la península y las provincias de ultramar. Una vinculación que se vería materializada en las diferentes ‘ciudades de mar’ que representaban el punto de contacto de aquellos vastos territorios con la Península en cuyas morfologías urbanas y arquitecturas se reflejaban estas influencias de ida y vuelta”.
CONFERENCIA INAUGURAL
El prestigioso arquitecto argentino Ramón Gutiérrez ha pronunciado la conferencia inaugural bajo el título ‘Los ingenieros militares desde Cádiz a América: las innovaciones en la arquitectura y la fortificación americana’. En su intervención, ha explicado la organización del Real Cuerpo de Ingenieros en el siglo XVIII, que coincidió con la localización en Cádiz del flujo de comunicación fundamental para América.
Según el ponente, este hecho significó que el aprendizaje de los ingenieros militares que tenían que trabajar en América en las fortificaciones de las ciudades costeras, prioritariamente las que albergaban la flota de galeones, tuvieran buena parte de su aprendizaje práctico en la ciudad. Construir sobre el agua implicaba un desafío adicional y un manejo de condicionantes que en Cádiz se podía conocer más cabalmente.
Gutiérrez ha indicado durante su disertación que Cádiz fue el punto de referencia esencial de la formación de los ingenieros que, regresados de la Academia de Barcelona, habrían de pasar a América.
Previamente, el presidente del Consorcio asistió a la inauguración de la exposición sobre la VII Bienal Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo (BIAU) que, con sede en el Colegio de Arquitectos de Cádiz, recoge los resultados de los programas de la BIAU celebrada en octubre del pasado año en Medellín. La muestra incluye las 35 mejores obras de arquitectura seleccionadas en Panorama Iberoamericano, las publicaciones y los trabajos de investigación galardonados, así como los resultados del Concurso de Ideas de Arquitectura en Red y los premios a la Trayectoria que en esta ocasión ha recaído en Germán Samper (Colombia), Nuno Teotonio Pereira (Portugal) y Fernando Castillo Velasco (Chile).