martes, 8 de febrero de 2011

El PSOE se opone a la torre que propone el PGOU en Comes

En su lugar plantea un espacio libre · También quiere que se eliminen todos los obstáculos en las aceras de la Avenida y las medianeras de la Barriada de La Paz

El Partido Socialista no quiere que se construya el edificio de once plantas que propone el futuro PGOU en la zona de la plaza de la Hispanidad, en el actual solar de Comes. En el documento urbanístico inicial, se plantea la construcción de un hotel de una altura similar al actual edificio de viviendas, además de otro edificio anexo de uso comercial y un tercero para oficinas.
La parcela correspondiente a la torre de once plantas que incluye el PGOU ha sido rechazada por el PSOE, que en su lugar plantea un espacio libre, "que tanta falta hace en el casco histórico", argumentó ayer en rueda de prensa la concejal Natalia Álvarez. La opinión del grupo municipal es que un edificio de tanta altura en el casco histórico "está fuera de todo lugar", al tratarse de acciones más propias "de los años sesenta o principios de los setenta", según recalcó el portavoz socialista, Rafael Román. "Este edificio en altura no tendría justificación", concluyó al respecto Álvarez, que propone un "urbanismo sostenible" para el nuevo modelo de ciudad.
Este rechazo a la torre de Comes es una de las 92 alegaciones que los socialistas han planteado al PGOU. La edil Natalia Álvarez destacó ayer que la intención del PSOE ha sido apostar por el peatón, "el gran olvidado de esta ciudad", las nuevas ideas, la cultura, la seguridad vial, los barrios, la optimización de espacios y la no demolición de edificios.
En este sentido, son propuestas planteadas por los socialistas eliminar todas las barreras que se localizan en las aceras de la Avenida desde Puerta Tierra hasta Cortadura; la amplitud del acerado en el tramo del Paseo Marítimo comprendido entre el cementerio y la plaza de la Estrella (en Santa María del Mar); la creación de una factoría especialmente destinada a los jóvenes en los Depósitos de Tabacos (que incluiría un recinto ferial y que rechazaría la eliminación de ningún módulo del equipamiento); habilitar una biblioteca en el chalé de San Luis -dice Natalia Álvarez que Cádiz debería contar con seis bibliotecas incorporadas a la Red de Bibliotecas, y solo tiene tres-; eliminar las medianeras de la Barriada de la Paz; o construir un nuevo mercado y cerrar los bajos de esta zona.