viernes, 18 de marzo de 2011

Concluye la fase más compleja de las obras del Estadio Carranza

Ya ha trascendido el interés por ubicarse en estos suelos de una empresa de equipamientos deportivos

Al 30% y con la fase más compleja de obra completamente terminada. La nueva tribuna del Ramón de Carranza alcanza su altura máxima de 8 plantas, y la cimentación supera la cota cero en parte de esta edificación.

Alcaldesa, miembros del equipo de Gobierno y representantes del club cadista, han visitado el estadio acompañados por los responsables técnicos del proyecto.  

Los trabajos avanzan a buen ritmo, una vez superados los escollos por el alto nivel freático de la zona. Más de 90 personas están empleadas actualmente en esta obra, que ya ha concluido la estructura de las dos plantas de sótano proyectadas en tribuna. Según los plazos previstos, en mayo comenzará a levantarse el nuevo graderío.

Según la alcaldesa, “en mayo habrá terminado ya la cimentación de la cota cero, y por tanto, se habrá estabilizado todo el edificio. Los trabajos continuarán con la construcción de los pilares hacia las plantas superiores".

Con la terminación de la nueva tribuna, el Ramón de Carranza alcanzará las 900 plazas de aparcamiento, y podrá albergar 24.500 espectadores. Una gran obra civil que además de oficinas y equipamientos comerciales, incluirá más de 16.000 metros cuadrados de uso hotelero. Tras levantar la tribuna, se afrontará la última fase del proyecto que culmina la     transformación del estadio.

Según detalló la alcaldesa “esperan que el graderío esté lo antes posible, y podrá estar abierto aunque no haya concluido el equipamiento del interior de la nueva tribuna. Después, adelantó Martínez, levantarán las viseras en una compleja obra de ingeniería” Para el presidente del Cádiz Club de Fútbol, Enrique Huguet, “lo ideal sería que las gradas estuvieran abiertas para la segunda vuelta de la próxima temporada, pero reconoce las dificultades”.

Según valora la alcaldesa, el Ramón de Carranza será modelo y referente para la futura transformación del recinto exterior de la Zona Franca. Un edificio vanguardista, multiusos y singular desde el punto de vista arquitectónico.

Locales

Esta fase de obra asciende a 30 millones de euros. Un montante que revertirá a las arcas municipales a través de la concesión y explotación de las superficies comerciales, de oficinas y usos hosteleros previstos en la nueva tribuna.

Ya ha trascendido el interés por ubicarse en estos suelos de una empresa de equipamientos deportivos. Según la alcaldesa, el Ayuntamiento ya ha recibido ofertas de otras compañías que podrían implantarse en el Ramón de Carranza.

La encargada de gestionar la explotación comercial de los locales del Estadio será la oficina de captación de inversiones conveniada entre Ayuntamiento y Consorcio de la Zona Franca. Este organismo canalizará los intereses que ya ha empezado a despertar la terminación de la nueva tribuna.