lunes, 2 de mayo de 2011

La oferta cultural se ampliará a tres bóvedas del baluarte de San Roque

El Ayuntamiento está a punto de aprobar el pliego de condiciones para que la iniciativa privada pueda explotar estos espacios como sala de exposiciones y cafetería con música en vivo seis días por semana

Ampliar la oferta del llamado cinturón cultural del casco histórico viene siendo uno de los objetivos del Ayuntamiento desde hace tiempo. No aprovechar los espacios vacíos y los baluartes gaditanos se considera un pecado casi mortal en una ciudad que mira al Atlántico y que pretende recuperar parte de la vida cultural de la que gozó cuando el comercio con las Américas estaba en su apogeo. Por eso, a los baluartes de la Candelaria o de los Mártires, al Castillo de Santa Catalina, al centro Reina Sofía o a los museos Litográfico y del Títere se quiere añadir ahora dos nuevos espacios en el baluarte de San Roque. En estos momentos el Consistorio está prácticamente finalizando la rehabilitación de tres de las bóvedas más cercanas a la peña La Perla de Cádiz. En dos de estas bóvedas se pretende crear un espacio para exposiciones donde galeristas y artistas puedan coincidir, aunque teniendo una doble vertiente: la meramente expositiva y la de venta, algo que está prohibido en recintos públicos.
En la otra bóveda, se pretende crear lo que la alcaldesa da en llamar "música-café". "Será un lugar en el que se ofrecerá música en directo durante seis días a la semana y que, además, contará con servicio de cafetería, pero lo que primará será la música", dice Martínez.
En estos momentos se está elaborando el pliego de condiciones para ambos espacios, que saldrán a concurso para que sea la iniciativa privada la que los ponga en funcionamiento. Algo parecido ya se hizo en el Pay-Pay, de propiedad municipal y cedida a empresarios privados, y se pretende repetir con la legendaria Cueva del Pájaro Azul, una vez que terminen los trabajos en la finca de la calle San Juan, 39. "Queremos ampliar nuestra oferta cultural y dar cabida a la iniciativa privada; estamos abiertos a todo el que quiera presentarse", comenta la alcaldesa.
Teófila Martínez insiste en que es importante para ellos dar actividad a esas murallas gaditanas para que participen "personas con inquietudes". También comentan desde el Ayuntamiento que su idea es ir acercando estos espacios culturales cada vez más a extramuros para cerrar el círculo. "Las actividades culturales generan también movimiento de personas por la ciudad -dice la alcaldesa-, queremos ver a gente transitando tras ver un espectáculo en La Merced, la peña La Perla, Juanito Villar o el Mellizo; gente que busca actuaciones con música en directo en uno de estos recintos que estamos acondicionando, y que van a quedar muy bien, después de acudir a ver alguna exposición".
Cádiz siempre ha sido muy musical y quizá ha llegado la hora de elevar la oferta. "La música en vivo es algo que faltaba en la ciudad. Creemos que hay una gran demanda y algo de vacío. En el casco histórico es difícil encontrar un local y acondicionarlo por lo costoso que puede ser una insonorización, por eso pensamos que el baluarte de San Roque puede ser un lugar ideal para ello y en el que se pueden mezclar a la perfección las artes plásticas con la música".
La idea municipal es tener terminado el pliego de condiciones en un par de meses y en cinco como máximo ir viendo las ofertas