lunes, 29 de agosto de 2011

Vecinos de La Viña piden que la línea 2 de autobús retome su anterior recorrido

La asociación Gades recoge firmas para que el transporte público vuelva a tener doble sentido de circulación

Los vecinos del barrio de La Viña y de El Mentidero se han cansado de esperar la llegada del autobús. En concreto, el de la línea 2 que recorre toda la circunferencia del casco antiguo. Desde que esta línea se convirtiera en lo que muchos llaman el nuevo autobús turístico «porque cada vez que subes te enseña Cádiz entero», las quejas de los más afectados han subido como la espuma. Tanto es así que la Asociación de Vecinos Gades ha iniciado una campaña de recogida de firmas para entregarlas en el Ayuntamiento con el único objetivo de «transmitir el malestar general que hay entre los vecinos», afirmó la presidenta de este colectivo Catalina Cárdenas. «Cada vez que un vecino quiere ir hasta Puerta Tierra o a la plaza España debe armarse de paciencia y perder más de media hora en poder llegar a su destino o dar una gran caminata», añadió, «y eso, si lo que quieres es ir de La Viña a la plaza España». «El médico te recomienda que andes pero tampoco es para tanto y más con el calor que hace en verano», apunta María José, una de las vecinas de este barrio tan señero.

De momento ya han recogido unas 300 firmas desde que comenzaran con la campaña a principios de verano, una cifra que esperan aumentar tras la vuelta de las vacaciones. «Ahora con el verano hay mucha gente que se ha ido fuera de Cádiz o que está en la playa y no quieren hacer caso de las cosas del barrio pero en septiembre retomaremos con más fuerza la campaña».

No son los únicos afectados por este cambio, reconoció Catalina, «pero sí los que más implicados estamos». Por eso han repartido hojas de firmas por otras asociaciones de vecinos de Cádiz en busca de su solidaridad. Una vez que den por finalizada la campaña, harán números y las llevarán todas hasta el Ayuntamiento para entregárselas a la alcaldesa. De momento descartan tener un encuentro con la primera edil, Teófila Martínez, «o quien esté a cargo del servicio de transportes» aunque cualquier medida que hagamos «pasará antes por la votación de los vecinos».

Las nuevas obras de pavimentación de la Alameda trajeron consigo varios cambios, no sólo físicos de esta zona de Cádiz, también en el tráfico. «Cuando estaban los obreros más o menos uno comprendía que el daño es por un bien común», señaló Catalina Cárdenas, «pero las obras ya han terminado y el autobús sigue sin volver a su recorrido original». Algo que no entienden estos vecinos porque «si los coches pasan por allí y el parking de Santa Bárbara está abierto ¿por qué no puede pasar por el mismo lado el autobús?», cuestionó Cárdenas.

Solo La Viña y El Mentidero

Desde otras asociaciones de vecinos como Cádiz Centro afirmaron que por la zona donde se ubican, apenas son conscientes de este problema. Su vicepresidente Augusto Bravo señaló que «la mayoría de nuestros vecinos utilizan otras líneas de autobús y no les perjudica que la línea 2 sea circular», aunque mostraron su solidaridad ante los que sí tienen que padecer la «larga» espera.

Desde la Federación de Vecinos 5 Abril, su presidente Gonzalo Pando, afirmó que son conscientes de este problema «que afecta fundamentalmente a un gran número de vecinos del centro». «La parte de extramuros es más ajena porque pueden utilizar otras líneas para llegar al centro como el número 7 o el 1, pero ahí los que tienen el problema son los de La Viña que tardan hasta media hora en salir del barrio». Esta situación puede empeorar con la llegada del nuevo curso escolar ya que «aunque los jóvenes decidan en verano ir andando a los sitios, con la vuelta al colegio y el peso de las mochilas no será lo mismo y tendrán que levantarse muchos más temprano para llegar a tiempo a clase por lo que tarda el autobús».

Los vecinos no son los únicos que han mostrado su malestar por este cambio en la línea. Los partidos de la oposición de Izquierda Unida y PSOE ya llevaron a pleno una modificación de esta línea o alguna alternativa que beneficie a todos. Esta sugerencia la realizaron ambos partidos en el mes de enero.

El portavoz de IU pidió una solución más acorde con la necesidad de los vecinos del centro en base a que «el transporte público debe estar a disposición de todos, sin importar el barrio en el que residen». El PSOE, por su parte, también criticó que las obras de la Alameda se realizaran con el consenso de los empresarios pero sin tener en cuenta a los vecinos más afectados por este cambio de recorrido.