domingo, 21 de septiembre de 2008

« Tomás Carranza Se me daban bien los castillos de arena»

-Seguro que era de esos niños que se pasaban los días en la playa levantando castillos de arena.

 

« Tomás Carranza Se me daban bien los castillos de arena»- Sí, por lo visto se me daban bien. Tanto que un periódico de la época me sacó una foto junto a uno de ellos y tituló: Un niño feliz.
-Eso sí que es una vocación temprana.
-No, qué va. Yo lo que quería es ser marinero. Tengo mi infancia asociada, entre otros muchos recuerdos, a los paseos con mi abuelo por el muelle, para ver los barcos llegar y partir.

-Confiéselo: hay edificios en Cádiz a los que habría que tirar sólo por feos...
-Yo soy más bien partidario de arreglarlos, mejorarlos, embellecerlos.

 

DNI

Tomás Carranza nace en Cádiz en 1962. Jefe del Área de Actividades del Colegio de Arquitectos de la Ciudad, actualmente trabaja en la reforma del Valcárcel, junto con los también prestigiosos Rafael Moneo y Javier Montero.

 

-Pero, en caso de derribo, ¿qué o a quién metería dentro?
-Dejaría lo que hubiera, pero no para tumbarlos, sino para que se contagiaran de las ventajas de un contexto mejorado.
-¿Cuáles son los cimientos de su vida?
-La fe, la familia y los amigos.
-¿Alguna vez empezó la casa por el tejado?
-Muchas, demasiadas. Aquí donde me ves soy muy desordenado.
-Todo el mundo se sorprende cuando cuenta que usted...
-Hice una casa para cuatro mujeres.
-¿Casa grande, ande o no ande?
-El tamaño debe ir ajustado a las necesidades de los que van a habitarla. Nada de alardes.
-Un ritual cotidiano.
-Llamar a mi esposa a las tres de la tarde.
-Una manía, antes de comenzar cualquier proyecto.
-Ver el lugar sobre el terreno.
-¿Algún vicio confesable?
-La lectura.
-¿Ahora que reventó la burbuja inmobiliaria, a ustedes les toca apretarse doblemente el cinturón?
-Como a todo el mundo.
-Ser arquitecto en Cádiz ¿es un premio o un suplicio?
-Ser arquitecto en Cádiz sólo puede ser un lujo.

http://www.lavozdigital.es/cadiz/20080921/contraportada/tomas-carranza-daban-bien-20080921.html