lunes, 21 de enero de 2008

La última gran operación de pisos en Cádiz comienza este mes

El proyecto de Abarzuza, con más de 300 viviendas, se encontraba paralizado desde 2003 · La ciudad agota su suelo para promociones de calado pendiente sólo de lo que se pinte en el solar del hospital

José Antonio Hidalgo/ Cádiz | Actualizado 21.01.2008 - 10:04

 

Recreación de la fachada principal del conjunto residencial. La estación de Cercanías de Renfe se encuentra a escasos metros de las nuevas viviendas

En una ciudad como la de Cádiz con el suelo urbanizable casi totalmente agotado y con un déficit de viviendas tal que obliga a muchos vecinos a residir en poblaciones cercanas, con barrios convertidos en auténticas 'ciudades dormitorios' de la capital, parecía inconcebible que la mayor promoción aún pendiente, con más de 300 pisos por construir, estuviese paralizada desde que se planteó, en 2003.
Tras cinco años de dificultades impuestas por un pequeño local comercial, la promotora Pinares del Sur ha decidido poner en marcha la que es ya la última gran operación de vivienda en Cádiz capital, que afecta a los más de 15.000 metros cuadrados que dejaron libres las históricas bodegas en Abarzuza, en la Segunda Aguada y junto a la nueva avenida de Juan Carlos I en una zona con una importante proyección futura.
Pinares del Sur, que cuenta con licencia municipal desde diciembre de 2006, va a iniciar las obras de los dos primeros bloques, de los cinco que conforman la promoción, este mismo mes de enero una vez adjudicados los trabajos a la firma Insolux-Corviam y ejecutadas ya las correspondientes prospecciones arqueológicas.
El proyecto global, que implica una inversión de 30 millones de euros, diseñado por los arquitectos José Ángel González, Venancio González Pérez y Javier Villarmín Garrido, está integrado por cinco bloques repartidos en dos pastillas que posibilitará la apertura de una nueva vía que dará continuidad a la calle Madrazo.
Serán en total 213 pisos de renta libre a los que se unirán cerca de un centenar de protección oficial, aunque este último tipo queda fuera de la operación que ahora se inicia. En este caso las obras corresponden a la empresa municipal Procasa, y a la propia Pinares del Sur, que en una futura fase construirá un bloque de VPO que presumiblemente se dedique al mercado de alquiler, especialmente deficitario en la ciudad.
Los dos bloques que ahora se inician, con unos 78 pisos en total (de 1 a 4 dormitorios y con áticos incluidos), se ubican en la esquina de la avenida Juan Carlos I con la de Portugal. El plazo de ejecución es de 18 meses y el objetivo es darle continuidad al proyecto hasta concluir los cinco bloques previstos en el mismos. A Procasa le corresponderá levantar los dos inmuebles de protección oficial mientras que el tercero de VPO, que construirá también la promotora privada, aún no tiene calendario.
La permanencia en el solar de Abarzuza de un taller para vehículos ha provocado el retraso en el inicio de las obras, a pesar de que la propia promotora construyó en la Zona Franca unas amplias dependencias para esta industria, con dos alturas , ascensor de acceso para coches y aire acondicionado en todas las dependencias. El propietario del taller ha rechazado este edificio y permanece en las naves de la Segunda Aguada, curiosamente cedidas por la misma promotora.
La ejecución de estas viviendas se presenta como urgente y fundamental en una ciudad en la que, pendiente del nuevo PGOU, no contará con más suelo para promociones tan amplias, a la espera de que se aclare el desarrollo de la parcela del hospital en la avenida Ana de Viya que, en todo caso, no se podrá ejecutar hasta el años 2013.

http://www.diariodecadiz.es/article/cadiz/34592/la/ultima/gran/operacion/pisos/cadiz/comienza/este/mes.html