jueves, 27 de mayo de 2010

Vecinos de Puntales denuncian humedades y desperfectos en las VPO

Aseguran que las viviendas, entregadas hace dos años, han padecido continuos problemas y que mantenerlas es caro

Hace dos años recibieron la primera promoción de Procasa que utilizaba energía solar para el agua caliente, pero los vecinos de avenida de la Ilustración, 1 (el bloque situado frente al supermercado Mercadona) han arrastrado, según cuentan, varios problemas desde que recibieron las llaves.

Vecinos de Puntales denuncian humedades y desperfectos en las VPOEl presidente de la comunidad, Guillermo Cabeza de Vaca, asegura que muchas de estas deficiencias se deben a «falta de planificación», porque reconoce que el edificio «está hecho con buenos materiales». Sin embargo, sobre todo en el pasado invierno, muchos de los residentes han tenido que sufrir humedades y filtraciones. «Algunos tenían las ventanas en mal estado y el agua se colaba por ahí y otros han padecido goteras», explica.

Lo corrobora una de las vecinas, Trinidad, que asegura que «siempre tengo toallas a mano por si acaso llueve». En su caso, los defectos se centran en una ventana, pero relata que a una de sus vecinas se le vino el techo del cuarto de baño encima.

Los residentes también se quejan de las elevadas cuotas que pagan de comunidad, por culpa, subrayan de la instalación de las placas solares. «Yo pago 62 euros y soy de las que menos, pero hay gente que paga 71 euros», comenta Trinidad Santos. El responsable de la comunidad matiza: «Tuvimos mala suerte con un administrador el primer año, que no llevaba bien las cuentas y por eso tuvimos que subir las cuotas; aún así, creo que es mucho dinero para un piso de protección oficial», señaló Cabeza de Vaca.

Muchos de los vecinos, por dificultades económicas o por dar prioridad a otros gastos han dejado de pagar la comunidad y por eso, puntualizan, «no tenemos dinero para afrontar algunos gastos que a veces se presentan». El presidente enumera otros defectos, aparte de las humedades que él mismo ha padecido (vive en la planta baja): la puerta que tenía un cristal demasiado pesado y terminó por vencer el peso; la falta de tendederos (pusieron 19 para los 47 vecinos), algunas losas de la azotea que se han abombado, etc. «No es un desastre», reconoce Cabeza de Vaca, «pero son detalles que hay que ir solucionando para que los problemas en el edificio no vayan a más».

Valoran la instalación de placas solares, que proporcionan energía para buena parte del agua caliente que se consume en las casas, «pero nadie nos dijo que fuera tan caro el mantenimiento».

Desde Procasa se reconoce que ha habido pequeñas deficiencias, pero puntualizan que todas se han atendido. «La última fue en marzo», precisaron desde la sociedad municipal de viviendas. Recordaron que toda construcción tiene una garantía de 10 años y, en este sentido, la empresa constructora, Sanrocón, ha acudido a subsanar los problemas cada vez que se han presentado. Agregaron que, durante las últimas lluvias hubo problemas que afectaron no sólo a este edificio, sino a decenas más en toda la ciudad.

Respecto a las placas solares, desde Procasa recordaron que su instalación es obligatoria, en cualquier edificio nuevo y también en todos los rehabilitados, desde que entró en vigor el Código Técnico de la Edificación. Otra cuestión es que la normativa no siempre se cumpla, sobre todo en las promociones privadas, a las que también afecta la citada norma.

http://www.lavozdigital.es/cadiz/v/20100527/cadiz/vecinos-puntales-denuncian-humedades-20100527.html