jueves, 27 de mayo de 2010

De las casitas bajas a una fallida torre de 36 plantas

El nuevo PGOU deja fuera uno de los proyectos previstos en el solar de la barriada España · El diseño del rascacielos se replantea y sigue adelante el bloque de realojo

Iba a ser uno de los edificios más altos del país. Emblema del progreso de la ciudad y ejemplo de la necesaria renovación del parque de vivienda, de los viejos barrios del Cádiz de extramuros.
La idea nació de un concurso de ideas convocado por el Ayuntamiento y el Colegio de Arquitectos, de cara a mejorar la estética de la avenida de Juan Carlos I, urbanizando los escasos huecos que existían a lo largo de la vía y renovando las fachadas de los viejos edificios allí donde fuese posible.
La intención de los promotores del concurso era ubicar una serie de 'hitos' a lo largo de la Avenida. Edificios en altura, se decía en aquel momento, en determinados solares, como un toque de modernidad.
Uno de los terrenos señalados en el mapa era el solar donde desde finales de los años cuarenta del pasado siglo se levantaban las denominadas popularmente como 'casitas bajas'. La planificación municipal era completar el derribo de las mismas, ya iniciadas hace unos años, a fin de dar continuidad a la avenida de la Constitución de 1812, y construir en la parcela restante.
Con estos mimbres, la propietaria del suelo, la promotora Nueva Avenida S.L. encargó al estudio MCK Arquitectos un proyecto. Y así nació la 'Torre 2012'.
"El proyecto suponía levantar dos bloques de pisos. Uno se destinaba al realojo de los vecinos que habían salido de las 'casitas bajas', con 45 viviendas y con una altura similar a los bloques ya existentes en la zona. El segundo era una torre de 36 plantas", destaca Carlos Sánchez-Polack, al frente de un estudio integrado también por Miguel Ángel Guardiz, Santiago Barrera, Rosario Panadero y Vicente Benítez. En el proyecto participó también el equipo del arquitecto Juan Antonio de la Mata.
La estilizada torre iba a contar con 36 plantas de altura, más del doble del edificio con más pisos de Cádiz. Las seis primeras se iban a destinar a un complejo hotelero, con un mirador acristalado en su última planta. El resto se destinaba a unas 120 viviendas de renta libre.
El proyecto, sin embargo, no obtuvo el visto bueno del Ayuntamiento al reducir el nuevo PGOU las alturas inicialmente previstas para estos 'hitos' a una veintena de plantas. Por el momento sí se ha presentado el diseño y aprobada la licencia para el bloque que acogerá a los vecinos de las casitas bajas, cuyas obras podrán iniciarse una vez la promotora cierre la financiación bancaria.
En cuanto a la torre "no descartamos su rediseño, aunque habrá que realizar un cambio sustancial tanto por perder 16 plantas respecto al proyecto primitivo como por la modificación del suelo obligada por el Ayuntamiento", destaca Carlos Sánchez-Polack, que lamenta que se haya descartado el plan inicial ya que suponía una importante revolución en cuanto al diseño arquitectónico ya habitual en la ciudad.

http://www.diariodecadiz.es/article/cadiz/710619/las/casitas/bajas/una/fallida/torre/plantas.html