domingo, 15 de agosto de 2010

Las obras del tranvía alcanzan velocidad de crucero para estar acabadas en 2012

Con Caño Zurraque y La Ardila casi listos, el tramo más retrasado es el de Chiclana, donde se ubicarán las cocheras y los talleres

Las obras del tranvía alcanzan velocidad de crucero para estar acabadas en 2012Agosto. Más de 35 grados a la sombra. Los operarios del tranvía se afanan en completar su trabajo en los tramos ya en marcha de San Fernando y Caño Zurraque. Mientras, en Chiclana, varias pancartas de protesta por el recorrido previsto conviven con el cartel que anuncia la infraestructura y que ha colocado la Junta hace unas semanas. Se intuye que la localidad se abrirá en canal en breve. Este primer tramo es el que va más retrasado, pero, tras el verano, los trabajos alcanzarán velocidad de crucero. En un par de años, un tranvía ligero conectará el polígono chiclanero de La Hoya con San Fernando y Cádiz en menos de 20 y 40 minutos, respectivamente.

Y es que las obras del Tranvía Metropolitano de la Bahía es una de las mayores infraestructura que la Consejería de Obras Públicas está acometiendo en la provincia, y unas de las más cuantiosas de toda Andalucía en cuanto a presupuesto, más de 140 millones de euros.

La titular del departamento autonómico, Rosa Aguilar, aseguraba hace unos días que la reprogramación económica de las infraestructuras a que ha obligado la crisis no afectará a esta iniciativa. Los calendarios y plazos se mantienen. En 2010 el tranvía unirá Chiclana, La Isla y Cádiz, aunque cada tramo lleva un ritmo distinto de obras.

Kilómetros de polémica

El que más preocupa es el recorrido urbano que los convoyes realizarán, con siete paradas urbanas y una última para cocheras y talleres, en Chiclana. Los apenas 3,1 kilómetros de recorrido lineal que dividirán el nudo de El Pájaro, la Plaza Andalucía y la calle Mendizábal no convence a muchos chiclaneros. La plataforma de vecinos y comerciantes pide que se reconsideren las obras y se cambie el trazado. Ellos ya han protagonizado varios actos de protesta, y anunciaron recientemente nuevas movilizaciones con el respaldo de la A VV Casco Histórico de San Fernando.

Las obras comenzaron de manera efectiva hace unas semanas, aunque la UTE que se encarga de los trabajos, formada por las empresas Geofisa, Intervías, Joca y Vimac, se ha dedicado en este tiempo a labores previas de medición técnica y replanteo de arquetas y conexiones. El único movimiento visible de maquinaria y operarios ha tenido lugar en el solar que ocuparán las cocheras y talleres, frente a Pelagatos.

Tras el desbroce, limpieza y alisamiento de la parcela por parte de las excavadoras, los trabajos continuarán por los extremos, las zonas más sencillas. El tramo que mayores molestias provocará a los ciudadanos y al tráfico rodado, en plena calle Mendizábal y Plaza Andalucía, no se acometerá hasta dentro de unos meses, y «siempre con el consenso de todos», se asegura desde el Consistorio.

Cabe recordar que el tramo urbano de Chiclana fue el primero en presentarse en sociedad y, sin embargo, el último en licitarse por la oposición al inicio de las obras que mantuvo el Gobierno cuatripartito del PP, que abogó por un trazado distinto en su año y medio en la Alcaldía en esta legislatura.

Mientras las obras se hacen esperar en Chiclana, el segundo tramo de esta infraestructura que comunicará el casco urbano chiclanero con el caño Zurraque sigue su curso según el calendario previsto. A unos meses para su conclusión, el recorrido paralelo a la autovía A-48 discurre fundamentalmente por el término municipal de San Fernando y tiene una longitud de 5,8 kilómetros y ocho paradas, y enlaza Tres Caminos donde se ubicará el primer apeadero. Contará con una plataforma tranviaria que permitirá a los convoyes alcanzar los 100 km/h de velocidad.

La constructora es la misma UTE del tramo chiclanero. Aún resta el afianzamiento del puente que permitirá salvar el caño Zurraque y acceder al interior de la localidad de San Fernando. Las previsiones que se manejan, después de salvar las baterías halladas a pocos metros del Castillo de San Romualdo, son que los trabajos acaben tras el verano.

Por lo que respecta al corazón de La Isla, la recién peatonalizada calle Real dispondrá de cuatro paradas para viajeros. Las obras avanzan con paso firme en el nudo de Venta de Vargas, donde se urbaniza el entorno y se ultima la colocación de las vías.

Conexión férrea con Cádiz

Las obras del tranvía alcanzan velocidad de crucero para estar acabadas en 2012Pese a la oposición de vecinos y comerciantes durante meses, en La Ardila también se trabaja a marchas forzadas. El tranvía conectará allí con la línea ferroviaria ya existente Sevilla-Cádiz. La Ardila cuenta ya con el puente de enlace con la vía ferroviaria y sólo falta la solución urbana al final del trazado. Según Obras Públicas, el Tranvía Metropolitano está llamado a ser el sistema de transporte «que mejore la movilidad en la Bahía de Cádiz, bajo los parámetros de eficacia (en tiempos de recorrido y frecuencia de paso), sostenibilidad ambiental, seguridad e intermodalidad».

El trazado total constará de 24 kilómetros, de los que 13,6 discurren a través de una nueva plataforma, y los 10,5 kilómetros restantes por la línea ferroviaria tradicional. El número de paradas previsto es de 17, y la población servida (situada a una distancia no superior a 500 metros de una parada) es de 233.500 personas.

La Plaza de Sevilla

A su llegada a Cádiz desembocará en la Plaza de Sevilla. Algunos colectivos, caso de la denominada 'plataforma + Tranvía', defienden que esta infraestructura debería tener un itinerario distinto al planteado y acceder al corazón de la capital. Lo que piden es que discurra por la avenida de Huelva, la avenida de Andalucía, Puertas de Tierra, Cuesta de las Calesas, Plaza de Sevilla y el ramal portuario hasta desembocar en la Plaza de España. Así lo han hecho saber en una alegación presentada al nuevo PGOU.

Las primeras obras de esta infraestructura de transporte se iniciaron en octubre de 2006, y en los próximos años está previsto que se prolongue en una segunda fase hasta la localidad de Puerto Real y posteriormente hasta el aeropuerto de La Parra, en Jerez.

El tranvía entre Cádiz y el futuro polígono industrial de Las Aletas discurrirá por la plataforma reservada del segundo puente de La Pepa. Esa segunda fase tendrá una longitud de 11 kilómetros y diez estaciones, tres en Cádiz y siete en Puerto Real. Según Obras Públicas, con la construcción de este ramal, el tranvía cerrará «el anillo ferroviario de la Bahía».

La empresa Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) de Linares será la encargada de suministrar y mantener todo el material móvil de este tren tranvía gaditano. Los vagones tendrán ancho de vía ibérico y estarán preparados para su adaptación al ancho internacional. Si se cumplen los plazos, en dos años estarán circulando.