martes, 23 de noviembre de 2010

Urbanismo resucita el Palacio de los Lila

  • La inversión de millón y medio de euros devuelve el uso cotidiano a un inmueble de gran valor que ofrece 1.597 metros de dependencias
  • La casa barroca tiene ya actividad como nueva sede administrativa

Las tareas de recuperación de uno de los edificios más singulares del casco antiguo de Cádiz llegaron ayer a su punto final definitivo. El traslado de las últimas piezas de informática y mobiliario, junto a la llegada de los primeros funcionarios marcaron el inicio de la nueva vida del Palacio de los Lila, que pasa a ser nueva sede de la Delegación Municipal de Urbanismo en su ubicación de Sopranis, 10.

La tarea de la empresa adjudicataria, Constructora San José, ha contado con casi 300.000 euros de presupuesto en la última y definitiva fase de recuperación. El proyecto, en total, dividido en tres segmentos espaciados en el tiempo, ha precisado de la inversión de millón y medio de euros.

imageA cambio ha permitido la recuperación de un inmueble histórico, una casa-palacio adscrita a un tardío estilo barroco, cuya construcción está fechada en el primer tercio del siglo XVIII y que viene a encarnar lo mejor de la arquitectura del Cádiz de ida y vuelta, el de la ciudad cosmopolita que comerciaba con América.

Gracias a esta recuperación, que ya es un hecho tras convertirse en centro de trabajo real y cotidiano de varios trabajadores de la Concejalía, permite al Ayuntamiento disponer de 1.597 metros cuadrados de nuevo uso. La obra estuvo adscrita al Fondo de Inversión Local para el Empleo (File), más conocido como 'Plan Zapatero'.

Además de ser sede municipal, la iniciativa ha permitido sanear y poner en valor los elementos originales de este edificio, expropiado por el Ayuntamiento hace años.

Los muros de carga, el revestimiento de paredes, pavimentos, la escalera principal y las galerías perimetral de patio y fachada permanecen tal cual las describen los libros de arquitectura de los dos últimos siglos. Sólo algunos elementos como un obligatorio ascensor han sido añadidos a la estructura original. Cuenta con dos accesos, uno principal (el mencionado de Sopranis, 10) y uno secundario en la calle Suárez de Salazar.

Conservación total

El edificio consta de planta baja, entreplantas, planta primera, planta segunda y planta de cubierta. La fachada ha quedado formada por sillería de piedra ostionera enfoscada. El elemento más característico, que ha sido completamente restaurado, es portada de piedra labrada y pilastras de mármol. La cornisa e impostas de todo el edificio también son de piedra.

La casapuerta cuenta con lujos como un pavimento de baldosín catalán con olambrilla y zócalo de azulejo decorado.

El patio principal del edificio es, sin duda, uno de los de mayor tamaño y mejores proporciones de todo el casco antiguo de Cádiz. A partir de ahora, también es uno de los mejor conservados. Está constituido por pavimento de pizarra de Tarifa, con damero central de mármol. La escalera principal, como el costumbre en las casas de la época y las mismas características, sólo llega hasta la planta principal. Es de baldosa hidráulica con marpelán de madera.

La recuperación de la Casa de los Lila, además del valor fundamental de la recuperación de una pieza clave del patrimonio arquitectónico, viene a reforzar la necesidad de nuevas dependencias municipales, hacinadas hasta ahora, en muchos casos, en la principal sede de San Juan de Dios.

Tras entrar en funcionamiento, la nueva ubicación de Urbanismo acogerá, en la planta baja, las oficinas de atención al público relacionadas con las licencias de obras, ornato, mantenimiento, inspecciones y aperturas, además de punto de información al usuario, aseos y archivo. En la entreplanta se ha instalado el archivo administrativo.

La planta primera queda para las dependencias con menor acceso público, principalmente los despachos (delegado de Urbanismo, director de la Delegación, jefe jurídico, arquitectos, inspectores técnicos, aparejadores y secretariados). La planta segunda acoge la Oficina Técnica de Proyectos e Inversiones, varias salas de reuniones y una sala de visitas.

La tercera planta completa las instalaciones con espacios de la oficina técnica, con dos salas para delineación, reprografía, reproducción y ploteo.