viernes, 28 de enero de 2011

Dos empresas nacionales están interesadas en el proyecto de Valcárcel

Ambas firmas han solicitado documentación sobre el edificio a Diputación · Representantes de Zaragoza Urbana y técnicos de la institución provincial se reunieron ayer para abordar la rescisión del contrato

El antiguo edificio Valcárcel será, en un futuro, un hotel de lujo. Insiste en ello el vicepresidente tercero de Diputación y responsable del área de Patrimonio, Francisco Menacho, que ayer informó a este medio de que dos grupos empresariales españoles se han mostrado interesados por el proyecto, después de que Zaragoza Urbana anunciara su intención de abandonar la conversión del antiguo hospicio del siglo XVIII en un equipamiento hotelero.
Menacho rehusó a comunicar los nombres de esas firmas nacionales. Sólo dijo al respecto que ambas empresas habían solicitado documentación sobre las características del edificio y la inversión necesaria para transformarlo en hotel. "Ahora deberán estudiar el proyecto y posteriormente se pondrán en contacto con nosotros para transmitirnos si les conviene o no hacerse con él", manifestó.
Y a ello añadió que no está aún totalmente descartado que la hasta ahora promotora del hotel, Zaragoza Urbana, retome el proyecto más adelante. "La empresa ha tirado la toalla con dolor de su corazón, porque realmente estaba interesada en materializar el proyecto, pero se ha visto obligada a abandonarlo por motivos económicos. Por eso no podemos descartar que lo retome. Si la situación mejora...".
Cabe recordar que la intención de la firma aragonesa era aguantar y esperar a la llegada de mejores tiempos. El pasado mes de junio, la promotora anunciaba en este diario que el inicio de las obras de conversión se iba a retrasar al período comprendido entre 2013-2016, con el objeto de tener listo el inmueble entre 2017 ó 2020. Sin embargo, las cuentas finalmente no salieron, y el pasado mes de octubre Zaragoza Urbana trasladó a la Diputación de Cádiz su intención de rescindir el contrato firmado en 2003, tras siete años de complicados trámites burocráticos y numerosas trabas.
Representantes de Zaragoza Urbana y un equipo técnico de la Diputación mantuvieron en la mañana de ayer una reunión en la que se abordó la rescisión del contrato "por incumplimiento del pliego de condiciones" por parte de la promotora, señaló Menacho. Se inician así los últimos trámites necesarios para la ruptura del acuerdo entre ambas partes. "En cuestión de unos días, remitiremos a Zaragoza Urbana el escrito de rescisión de contrato, y la firma tendrá un plazo de diez o quince días para presentar alegaciones. Nuestra intención -agregó el responsable del área de Patrimonio de la institución provincial- es llevar este asunto al pleno de la Diputación del próximo mes de marzo". Cuando esto suceda, se hará oficial la ruptura del contrato de compraventa rubricado en junio de 2003 entre Zaragoza Urbana y Diputación, propietaria del edificio de Valcárcel.
La empresa aragonesa adquirió el antiguo colegio por unos ocho millones de euros, cantidad que no se abonó en su totalidad. Sólo se entregó, según Menacho, un 10% de ese montante. En el encuentro de ayer se habló sobre la devolución de esa cantidad y sobre una posible compensación económica por el deterioro que ha experimentado el inmueble en los últimos años. Pero el vicepresidente de Diputación no entró en detalles.
"La idea es volver a sacar a concurso el proyecto del hotel en Valcárcel. Y se hará en el momento en que la situación económica sea viable", se despidió Francisco Menacho