miércoles, 19 de enero de 2011

El año empieza cargado de estrenos

Varios proyectos de importancia están a punto de finalizar o pendientes de ponerse en funcionamiento · Tres nuevos geriátricos, el subterráneo de Santa Bárbara o la piscina de Astilleros, de los más destacados

Con la llegada del nuevo año y en las vísperas del Bicentenario de la Constitución de 1812, la ciudad estrenará en las próximas semanas varios equipamientos de importancia que servirán para mejorar las infraestructuras o los servicios existentes. El punto de arranque lo puso la pasada semana el estreno de la nueva Casa de América (la antigua Cárcel Real), tras la profunda rehabilitación a la que ha sido sometido este edificio del Campo del Sur; y a este importante estreno se unirán otros en próximas fechas.
Entre los proyectos más destacados se sitúan los tres nuevos geriátricos que están a la espera de inaugurarse y que servirán de residencia para más de trescientos ancianos, lo que ayudará a paliar en gran medida la alta demanda de este servicio de geriatría que adolece la capital gaditana. Concretamente, se trata de la residencia que se ha habilitado en el convento de Santo Domingo (con 45 plazas), la del antiguo hospital de San Juan de Dios (128 plazas) y la que ha construido el Ayuntamiento en los antiguos comedores de Casa, en Puntales (que suma 134 plazas).
En estos tres casos, la obra de construcción o rehabilitación está totalmente concluida, estando a falta de ultimar el equipamiento, firmar con la Junta de Andalucía los conciertos de plazas, contratar el personal necesario e iniciar la actividad.
Otro equipamiento de gran calado que está a punto de estrenarse es el aparcamiento subterráneo de Santa Bárbara, que tendrá capacidad para 900 vehículos. La obra de construcción de esta gran superficie de estacionamiento, con dos plantas bajo el suelo, está concluida, y actualmente se está procediendo al pintado de las plantas y a las pruebas de estanqueidad de la superficie, siendo la intención del Ayuntamiento poner en marcha este subterráneo de cara al próximo Carnaval.
El barrio de Astilleros será otro foco a tener en cuenta en la modernización que Cádiz va a experimentar en muy poco tiempo. Así, ya está lista para equipar la guardería que se ha construido en la calle América, que tendrá 82 plazas y que gestionará la empresa Peques. Junto a ella, la asociación de vecinos dispondrá de un nuevo local en el que realizar sus actividades. Y a esto se sumará la apertura de la piscina cubierta construida junto al parque de Astilleros, cuya inauguración acumula varios meses de retraso pero que ya cuenta con la adjudicación de todo el equipamiento, con lo que no debe demorarse mucho más en el tiempo.
Además de esta nueva piscina cubierta, la segunda de la ciudad, la práctica deportiva contará en las próximas semanas con otro equipamiento nuevo: el pabellón de la Mirandilla, construido sobre el anterior al aire libre mediante los fondos del Plan E y que será el tercer polideportivo del casco histórico, junto al de El Náutico y el situado frente al Parque Genovés.
En la última fase de su ejecución se encuentra en estos días el entorno del Mercado Central. Después del desalojo de todos los negocios exteriores a los nuevos quioscos, los trabajos se centran ahora en la rehabilitación de la fachada lateral y en la reurbanización de ese tramo de calle, con lo que concluirá uno de los grandes proyectos que quedarán de la etapa de Teófila Martínez en la Alcaldía de Cádiz.
En condiciones muy similares se encuentra actualmente el paseo marítimo de la Avenida de la Bahía, que tiene un tramo acotado por obras y en donde también se está levantando el quiosco dedicado a hostelería que gestionará la empresa Baro. Esta obra también es fundamental para la ciudad, pues abre una nueva zona de esparcimiento que en un futuro conectará Puntales con el barrio de Astilleros y que está llamada a ser un elemento dinamizador de la ciudad y, principalmente, de esta parte de extramuros.
En cuanto a vías de la ciudad, conviene destacar la próxima reapertura de la nueva avenida que cruzará la ciudad transversalmente en la zona de extramuros. Se trata de la avenida Constitución 1812, cuyo primer tramo -entre los jardines de Varela y la avenida Juan Carlos I- está próximo a terminar. Y la calle Brasil, que absorbe una gran afluencia de público y vehículos en el Paseo Marítimo y que también está en su recta final, habiéndose eliminado los altos desniveles que había en una de las aceras, que han ganado en anchura.
Junto a todas estas intervenciones que están próximas a finalizar se localizan otras de menor calado que igualmente servirán para que la ciudad mejore en servicios y equipamientos en cuestión de semanas.