sábado, 15 de enero de 2011

El parking de la Cuesta de las Calesas, con los días contados.

Una de las consecuencias que traerá consigo la construcción de la primera fase del aparcamiento subterráneo de la plaza de Sevilla, que discurrirá bajo la carretera de Astilleros, será la desaparición del aparcamiento en superficie de la Cuesta de las Calesas.

La empresa pública de aparcamientos, Emasa, acaba de hacerse con la titularidad de este equipamiento, aunque su uso será solo «accidental». El motivo es que el Ayuntamiento de Cádiz piensa usar este espacio como zona de almacenaje de los materiales necesarios para la construcción del otro aparcamiento de grandes dimensiones.

Durante el tiempo que dure la obra de este nuevo equipamiento, que se presupone será todo el año 2012, los coches que actualmente aparcan allí podrán seguir usándolo.

Una vez que termine la construcción del subterráneo, desde el Ayuntamiento de Cádiz se procederá a la eliminación del equipamiento situado frente al edificio de Fomento. En su lugar, según marca el nuevo Plan General de Ordenación Urbana, habrá una zona ajardinada que contará con bancos y permitirá la rehabilitación del trozo de muralla, convirtiéndose en un mirador a la nueva zona de entrada a la estación de ferrocarriles