miércoles, 2 de febrero de 2011

Diputación tiene dos ofertas nuevas para construir un hotel en Valcárcel

El vicepresidente Menacho afirma que las empresas ya han solicitado información y han concertado visitas para inspeccionar el edificio

Una de las mayores decepciones ciudadanas del curso político ha sido la renuncia de Zaragoza Urbana a construir un hotel de lujo en el abandonado e histórico edificio de Valcárcel.

Diputación tiene dos ofertas nuevas para construir un hotel en ValcárcelLa empresa había pactado la cesión con la propiedad, la Diputación Provincial de Cádiz en 2003. En otoño de 2010 se rajaba. Las dificultades económicas y los obstáculos burocráticos eran los argumentos expuestos para la marcha atrás.

De igual tamaño al chasco sería, para los vecinos de La Viña, en particular, y para muchos gaditanos, en general, la satisfacción de que es proyecto resurgiera a través de otra empresa interesada. Al parecer hay una esperanza. Concretamente son dos.

El vicepresidente de la Diputación, entidad responsable del edificio, y diputado del área de Patrimonio, Francisco Menacho, aseguró ayer a LA VOZ que existen dos ofertas de distintos grupos empresariales para hacerse con la cesión del antiguo hospicio del siglo XVIII y reflotar el frustrado proyecto de convertirlo en un hotel de cinco estrellas situado frente al Balneario de La Palma y la playa de La Caleta.

Menacho se amparó en la prudencia para reservarse el nombre de ambas firmas y, para moderar posibles expectativas, advirtió de que la negociación se encuentra en fase inicial. Las dos empresas «han solicitado información y documentación» de las características del edificio, así como de la inversión necesaria en la operación. También han concertado visitas con distintos responsables de la Diputación para conocer el edificio al detalle. Hasta ahí puede leer. Para que esas dos opciones cristalicen en un acuerdo concreto falta mucho trecho.

Adiós formal

Estas negociaciones se conocieron durante la mañana de ayer, justo cuando Francisco Menacho y un equipo técnico de la Diputación Provincial se reunieron con una representación de Zaragoza Urbana. Esta empresa era la que, en 2003, firmó con la institución provincial la cesión del edificio para convertirlo en hotel de lujo. Tras siete años de anuncios, promesas, trámites burocráticos y esperas, la empresa anunció el pasado otoño que renunciaba al proyecto.

Las trabas administrativas y las dificultades financieras del proyecto en un escenario de profunda recesión fueron los argumentos. La reunión de ayer sirvió, de hecho, para que representantes legales de una y otra parte cerraran los últimos detalles de la ruptura del acuerdo.

A falta de posible recurso de Zaragoza Urbana o de potencial desacuerdo de una de las partes para romper el pacto para la cesión del edificio, todo ha quedado en el inicio de los últimos trámites documentales para deshacerlo.

De hecho, Menacho, como responsable del edificio de todo el área de Patrimonio, aseguró que el asunto fundamental del encuentro estuvo en confirmar las obligaciones legales que deben resolver ambas partes para formalizar su ruptura. Zaragoza Urbana manifestó de nuevo su pesar por renunciar a un acuerdo en el que ha invertido recursos económicos y mucho tiempo. El socialista afirmaba ayer que la empresa de origen aragonés se retira del proyecto del hotel en La Viña «con auténtica pena». Aún así, la decisión es firme y ayer se dieron los últimos pasos para que la rescisión del acuerdo sea una realidad documental en unas semanas.

El vicepresidente de la Diputación Provincial se atrevió incluso a vaticinar que el pleno ordinario de marzo tendrá en su orden del dia el preceptivo punto que servirá para romper oficialmente el acuerdo entre la corporación y Zaragoza Urbana.

Será el acta definitiva de la defunción del proyecto de hotel de cinco estrellas en La Viña pero, según la Diputación, hay dos posibilidades reales sobre la mesa para su resurrección