jueves, 9 de junio de 2011

El Ayuntamiento tardó más de dos meses en remitir a la Junta el PGOU

La Consejería demuestra que la alcaldesa no firmó el documento hasta febrero a pesar de que el Pleno lo aprobó en diciembre

Los documentos hablan por sí solos. La Consejería de Obras Públicas de la Junta de Andalucía ha querido despejar todo tipo de dudas tras las declaraciones de la alcaldesa Teófila Martínez en las que le acusaba de paralizar de forma intencionada la aprobación definitiva del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

La Delegación Provincial ha hecho público el documento del registro en el que se demuestra que la alcaldesa no firmó el envío del expediente a la Administración autonómica hasta el pasado 15 de febrero, a pesar de que el Pleno aprobó la documentación de forma provisional el 13 de diciembre. Esto quiere decir que transcurrieron más de dos meses desde el acuerdo plenario hasta que Martínez da su visto bueno a su traslado.

Además, esta tramitación siguió su curso en el propio Consistorio y no salió del mismo hasta el día 24 de este mismo mes y, según los papeles aportados por el Gobierno andaluz, no fueron recibidos en la Consejería de Obras Públicas y Vivienda hasta el 2 de marzo. Hasta esta fecha, los técnicos de la Junta no se pudieron poner manos a la obra para revisar los miles de archivos que contienen el planeamiento urbanístico que determinarán los cambios de la capital de la próxima década. Tras analizar parte del expediente, la Dirección General de Urbanismo detectó que faltaba documentación en uno de los apartados y requirió al Consistorio para que realizase esta nueva aportación.

Este requerimiento sale con fecha de 29 de marzo y es atendido de forma inmediata por los técnicos municipales con un nuevo archivo que llega a la Administración autonómica el 19 de abril. Esta respuesta permite a los funcionarios retomar los trabajos y una muestra de que la labor no se paralizó en ningún momento es que el 10 de mayo se realizó un segundo requerimiento al ente local sobre una nueva falta de información.

Desde entonces, la Junta de Andalucía se encuentra a la espera de recibir respuesta sobre sus exigencias. A partir de entonces, la revisión del expediente continuará el ritmo que se había instaurado desde el comienzo de la tramitación. Además, fuentes de la Delegación Provincial puntualizaron que desde antes de que se enviara el expediente con la aprobación provisional, los técnicos del Gobierno autonómico han estado en contacto con los empleados del municipio para agilizar la tramitación de dicho documento, ya que se trata de una operación muy importante para el desarrollo urbanístico de la capital.

La tramitación demuestra, por tanto, que la Junta está cumpliendo con los plazos establecidos legalmente para la aprobación definitiva del PGOU. De hecho, en la actualidad han pasado solo tres meses desde que el Ayuntamiento remitió el expediente.