martes, 30 de agosto de 2011

El Museo del Carnaval se estanca

  • La falta de acuerdo en la financiación y la negativa del arquitecto a firmar el contrato para el proyecto básico retrasan más la iniciativa
  • La alcaldesa admite que la reunión de los patronos acaba sin novedades

La reunión de los patronos de la Casa Museo del Carnaval acabó tal y comenzó, sin ninguna novedad. La alcaldesa y presidenta de los patronos, Teófila Martínez, admitió que en el encuentro mantenido ayer en el Ayuntamiento no se avanzó nada a pesar de haber estado reunidos durante casi dos horas. Sigue la falta de acuerdo en la financiación del proyecto, sobre todo por parte de las entidades bancarias, a pesar de haber transcurridos casi diez meses desde la última reunión.

Eso fue lo que dijo Martínez, pero en la reunión mantenida ayer si que hubo algunos cambios cuanto menos significativos. El primero de ellos fue la actitud de los representantes de la Diputación Provincial, ahora en manos del gobierno del Partido Popular. Si antes de las elecciones, la por entonces diputada de Cultura y socialista Ana Mosquera, hacía frente común con la delegada de Cultura de la Junta de Andalucía en no aportar ningún euro hasta que no se apruebe el nuevo Plan General de Ordenación Urbana, ayer, la alcaldesa gaditana afirmó que ahora están dispuestos a adelantar parte del dinero antes de que el nuevo PGOU tenga el visto bueno definitivo. «La Diputación ya no está en esa tesitura», resumió la alcaldesa.

Éste no fue el único cambio sustantivo. Al término del encuentro, la alcaldesa de Cádiz, reconoció que hay un nuevo obstáculo en el proyecto de la Casa Museo del Carnaval y que hasta ahora había permanecido en un segundo plano. Según explicó Martínez, el arquitecto Rafael de Giles no ha firmado el contrato para elaborar el proyecto básico, un documento indispensable para realizar el proyecto de construcción y licitar las obras. La alcaldesa no entró a explicar las causas por las que el arquitecto no ha estampado aún su rúbrica en este documento a pesar de que se le adjudicó el proyecto en abril de 2008, hace ya más de tres años. Teófila Martínez se excusó en que «son los técnicos los que se han reunido con el arquitecto y me imagino que no habrá firmado por cuestiones técnicas». Para la primera edil éste es el principal escollo con el que se enfrentan ahora los patronos pues esa firma marcará el ritmo de avance del proyecto. Ya en la reunión que celebraron en octubre, Martínez afirmó que no esperaría ni a la Diputación ni a la Junta ni al resto de entidades financieras para pagar el derribo del Instituto de Enseñanza Secundaria La Viña -ya convertido en solar- y el adelanto para el proyecto básico. Sin embargo, no puede hacerse cargo de este gasto hasta que el arquitecto no firme el contrato.

Por su parte, la delegada provincial de Cultura, Yolanda Peinado reiteró el apoyo de la Administración provincial a este proyecto aunque se mantuvo en su postura de esperar a la validez del nuevo PGOU. «Todo el mundo, incluido el Ayuntamiento y el resto de administraciones están sometidos a la ley y aquí la ley dice que donde hay una zona verde no se puede edificar». Peinado no se opuso al adelanto en el trabajo y recalcó que lo primordial ahora es resolver la financiación y la firma del arquitecto para que elabore el proyecto básico.

Desde la Asociación de Autores del Carnaval, su presidente Miguel Villanueva se mostró convencido de que pese a todos los obstáculos «que nos estamos encontrando, el Museo del Carnaval seguirá adelante».

Al término de la reunión, la alcaldesa emplazó a todos los patronos a un nuevo encuentro que se celebrará dentro de unos 20 días y será entonces cuando «esta vez sí y de manera definitiva» se acuerde la financiación y el proyecto avance.