miércoles, 25 de marzo de 2009

Nadie ha comunicado al arquitecto César Portela la necesidad de cambiar el proyecto

"Mantener la Aduana es ser irrespetuoso con el jardín que funcionó frente a la estación"

Oficialmente nadie ha comunicado al arquitecto César Portela, autor del proyecto de la plaza de Sevilla, que el mantenimiento del edificio de la Aduana puede obligarle a introducir una modificación en su diseño. Todo lo que conoce de este proceso, iniciado por la Consejería de Cultura a mediados de enero pasado, lo sabe a través de Diario de Cádiz. "Ni Ayuntamiento ni Cultura me han llamado para informarme, y lógicamente el que no va a ponerse en contacto con ellos voy a ser yo", indicó ayer a este diario el arquitecto gallego. Tampoco ha optado por adelantar trabajo y estudiar por su cuenta el posible cambio. Sí tiene claro que si el edificio de la Aduana se mantiene en pie "quedaría el mismo espacio ya diseñado pero con un gran jarrón en medio" y con un claro problema de acceso a la histórica terminal de 1905. En todo caso sí se muestra preocupado por cómo puede trasladarse a la opinión pública este debate. "Me preocupa cómo se escribe la historia. La Aduana era irrespetuosa con el jardín que allí existía, no yo con el edificio. He querido quitar lo que estaba mal y restituir lo que sí era histórico".

http://www.diariodecadiz.es/article/cadiz/383086/nadie/ha/comunicado/arquitecto/cesar/portela/la/necesidad/cambiar/proyecto.html