miércoles, 20 de mayo de 2009

Zona Franca propone la construcción de viviendas en el recinto exterior

El Consorcio alega contra el Plan General para intentar que el Ayuntamiento retome una idea anterior al Avance, con una zona residencial junto a Gibraltar · También quiere evitar un nuevo paso elevado

El Consorcio de la Zona Franca apuesta porque el recinto exterior acoja viviendas, una idea que según explica se planteó en un estudio anterior al Avance del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) y que ya no se incluyó ni en ese documento ni en el siguiente, el que se llevó a la aprobación inicial.
En una alegación presentada al texto urbanístico, Zona Franca rechaza la forma en la que se han calificado los terrenos: le parece que hay demasiados terciarios, algo "excesivo" en las circunstancias actuales debido al "agotamiento" de ese mercado. Según definición del propio PGOU, estos edificios han de acoger "las actividades que tienen por objeto la prestación de servicios a personas, empresas u organismos, tareas de información, gestión, administración, intermediación financiera y otras similares". Oficinas, en resumen.
Zona Franca habla como gestor conocedor del tema, por ejemplo por la experiencia del estadio Carranza, y ante la previsión de un uso similar en la plaza de Sevilla y en la tribuna del equipamiento deportivo.
Además, argumenta que este uso terciario y el industrial harían que la zona estuviera en desuso cada noche y durante los fines de semana. Por ese motivo, pide rescatar la idea de implantar el uso residencial en la calle Gibraltar.
Según aclara Zona Franca, en un estudio esas viviendas estaban en dos manzanas que partían desde Glorieta, en dirección a la salida de la ciudad. En el Avance, en ese lugar sólo hay edificios industriales y zonas verdes, y en la aprobación inicial se mantiene esa configuración aunque añadiendo edificios para el uso terciario.
No es ésta la única alegación que ha realizado Zona Franca a la nueva ordenación. La otra pretende que se no se construya una infraestructura. En el Plan del año 95 se preveía un acceso que va desde el puente Carranza hasta la avenida de la Ilustración por encima de la Zona Franca, es decir, mediante un paso elevado.
El nuevo plan sigue contemplando esta estructura pero Zona Franca ya no la ve necesaria. La creación de un tercer acceso a la ciudad (actualmente en ejecución) y la reordenación de todo el recinto exterior prevista en el propio plan mejorarán la capacidad de absorción del tráfico, según argumenta, creando un eje de acceso desde Astilleros que pasará por la Avenida de la Bahía y de la Ilustración.
Además, ya el acceso que hizo el propio Consorcio el pasado año hacia el recinto interior y el puerto ha reducido visiblemente el tráfico pesado en la calle Algeciras, haciendo innecesario, a juicio de Zona Franca, que se continúe adelante con la idea que crear una estructura elevada hacia la zona de Loreto con la que nunca estuvo demasiado conforme. Ese acceso, según explica, no conllevará mejoría alguna.
El futuro PGOU argumenta que la estructura estaba recogida como acción "obligada" en el del 95 e incorporado en el Plan Especial de la zona, que permitirá un funcionamiento conjunto de los dos puentes y dará la posibilidad de separar tráficos pesados y ligeros.