jueves, 8 de octubre de 2009

Así será el nuevo parador

Así será el nuevo parador

El presidente de Paradores, Miguel Martínez, durante la presentación del proyecto de construcción del nuevo edificio que albergará el futuro “Hotel Atlántico”. / LA VOZ

 

El Presidente de Paradores de Turismo, Miguel Martínez, ha presentado hoy en Cádiz el proyecto del nuevo parador de la ciudad y el calendario para su construcción. Martínez resumió en una frase el objetivo que ha llevado a la empresa pública hotelera a planificar esta ambiciosa obra: “vamos a invertir cerca de 20 millones de euros y dos años de trabajo para que Cádiz tenga el Parador que se merece. Un Parador moderno, funcional, dotado de las últimas tecnologías y de los mayores avances en confort. Un Parador que se integre mejor con el maravilloso entorno en el que está situado. Un establecimiento con la calidad y la calidez que siempre ofrece Paradores pero que cuente además con las instalaciones propias de un hotel de la segunda década del Siglo XXI. Un Parador que sea también más accesible y más ecológico”.

Martínez recordó el cariño que los 4.600 trabajadores de Paradores le tienen al actual Hotel Atlántico pero justificó su demolición porque ya “ha cumplido sobradamente con los objetivos que se marcaron cuando se construyó… pero es un edificio que ya no responde a las necesidades de esta ciudad ni a los servicios que demandan los viajeros del Siglo XXI”. El Presidente de Paradores afirmó que Cádiz es una prioridad absoluta para la empresa pública hotelera y, en este sentido, se mostró consciente de la importancia que tiene para la ciudad que la nueva instalación hotelera esté lista para los actos de celebración del Bicentenario de ‘La Pepa’ que se celebrarán en 2012.

Miguel Martínez fue tajante al afirmar que “el nuevo Parador estará terminado y plenamente operativo en 2012. Sus instalaciones estarán abiertas para acoger a los miles y miles de visitantes que visitarán Cádiz con motivo del Bicentenario de la Constitución.El mundo estará mirando a esta ciudad, a este país. Y por ello tenemos que hacer lo imposible para que todo salga perfecto”. El Presidente de Paradores reconoció que el calendario para derribar el actual edificio y construir el nuevo establecimiento es “muy ajustado” pero aseguró que “hemos puesto mucho esfuerzo, una estricta planificación y 20 millones de euros sobre la mesa para lograr nuestro objetivo, que no es otro, que construir a tiempo el Parador que se merecen los gaditanos, los andaluces y todos los españoles”.

Martínez expresó su convicción de que contarán, en todo momento, con el apoyo del Ayuntamiento de Cádiz, especialmente en todo lo referido a evitar el retraso de determinados trámites burocráticos. Con ese convencimiento, el Presidente de Paradores concretó el calendario que marcará las obras: el Parador se cerrará al público el próximo 31 de octubre. Tras desalojar el mobiliario se procederá, en el mes de enero, a iniciar los trabajos de demolición que se prolongarán entre dos y tres meses. En el mes de junio comenzará a construirse el nuevo Parador. Se prevé que los trabajos duren cerca de 18 meses por lo que finalizarán a finales de 2011. A continuación se procederá a dar los últimos retoques y a decorar el establecimiento que abrirá nuevamente sus puertas a comienzos de 2012. “Tenemos poco tiempo, pero hemos planificado todo, para conseguir nuestro objetivo –afirmó Martínez-. Por ello hemos elaborado un calendario muy medido, muy realista pero también muy exigente que vamos a cumplir a rajatabla”.

Una instalación hotelera de primera categoría

El Presidente de Paradores detalló las instalaciones que tendrá el nuevo Parador. Será un edificio que tendrá cuatro plantas, una entreplanta, una planta principal a nivel de calle y un sótano. De la planta primera a la cuarta se situarán las 124 habitaciones de que dispondrá el nuevo Parador. De ellas 17 son suites y una más tendrá la categoría de Suite Presidencial. Todas las habitaciones dispondrán de vistas al mar y a la ciudad puesto que el edificio se va a construir perpendicular a la costa.

Inmediatamente debajo de las habitaciones estará una de las sorpresas del Parador. Se trata de la piscina que ocupará 250 metros cuadrados, dispondrá de dos zonas diferenciadas para niños y adultos y contará con una terraza-solarium de 450 metros cuadrados y con un bar exclusivo. “Esta piscina va a ser uno de los grandes alicientes de este Parador” afirmó Martínez. De hecho, no estará ubicada, como ahora, al nivel de calle. Se situará sobre la cubierta de la planta baja, lo que le dará intimidad, al tiempo que permitirá a los bañistas disfrutar de unas excepcionales vistas sobre el mar

Al mismo nivel que la piscina, en lo que se ha denominado la entreplanta de clientes, también se ubicarán:

* Un área de salud y relax que contará, entre otras cosas, con una piscina cubierta.

* El comedor de desayunos que dispondrá de una terraza cubierta con vistas a la bahía

En la planta principal a nivel de calle se situarán:

* Los más de 1.000 metros cuadrados que ocupan las salas de reuniones

* Una moderna y amplia área de recepción que se extenderá en 350 metros cuadrados

* Un restaurante con vistas a la bahía y al paseo marítimo

* Un bar-Tapería que dispone de terraza cubierta con vistas al mar y a los jardines

* Una Galería en la que se celebrarán actos culturales, exposiciones, cócteles y cualquier tipo de evento

* Un jardín exterior de 1.200 metros cuadrados

* Una cocina que servirá tanto al restaurante como a los distintos salones de celebraciones y eventos. Esta área de cocina, con sus 550 metros cuadrados, será la más grande de los 93 establecimientos que tiene la Red de Paradores

En el sótano estará situado el garaje y las zonas de máquinas y de almacenamiento

Un Parador accesible y ecológico

Miguel Martínez destacó dos criterios que han marcado la elaboración del proyecto y que también estarán muy presentes durante las obras: la accesibilidad y la sostenibilidad del edificio.

El nuevo Parador de Cádiz será un parador mucho más accesible para las personas con discapacidad. Los accesos y todas las instalaciones se construirán sin barreras arquitectónicas que dificulten los movimientos de las personas discapacitadas. Habrá varias habitaciones especialmente equipadas para hacer confortable y fácil su estancia. La señalización se hará también en Braille para facilitar los movimientos de las personas invidentes. Martínez recordó además que “en este momento, estamos implantando en todos nuestros paradores las cartas de restaurante en Braille. Unas cartas que también estarán lógicamente en este nuevo Parador”.

El Presidente de Paradores quiso hacer hincapié en que el nuevo edificio será además un ejemplo de sostenibilidad: “El nuevo parador de Cádiz será un Parador Verde, medioambientalmente sostenible. Contará con sistemas que permitirán ahorrar agua. Utilizará energías limpias y renovables, especialmente energía solar. Se implantará una instalación eléctrica y una iluminación que garantizará la mayor eficiencia energética y permitirá reducir notablemente el consumo de electricidad. Y dispondrá de sistemas que le servirán para reciclar la mayor parte de sus residuos”.

Martínez concluyó su intervención afirmando que este ambicioso proyecto permitirá la construcción de un Parador de primerísimo nivel nacional e internacional “tal y como merece tener una ciudad tan acogedora y hermosa como es Cádiz”.

http://www.lavozdigital.es/cadiz/20091008/local/cadiz/sera-nuevo-parador-200910081332.html