jueves, 10 de septiembre de 2009

El Atlántico del futuro

El nuevo Parador Hotel Atlántico dispondrá de 124 habitaciones, dos piscinas, un restaurante y tres cafeterías, 1.200 metros cuadrados de jardines y además duplicará la capacidad de sus salones para acoger celebraciones y eventos. El presidente de Paradores Nacionales, Miguel Martínez, presentó el proyecto del nuevo establecimiento, obra del arquitecto gallego Luis Collarte. Un hotel en el que se invertirán 20 millones de euros y que deberá estar abierto al público al empezar 2012. Martínez reconoció que el calendario de obras estará «muy ajustado», pero aseguró que se ha hecho un esfuerzo para conseguir «una estricta planificación». 1039417

Lo primero será cerrar el hotel (este mismo mes) y desmantelarlo para proceder a su demolición el próximo mes de enero. En junio empezará la obra de edificación del nuevo, que durará 18 meses. Tan justa va la empresa pública que llegará a diciembre de 2011 con el hotel prácticamente terminado y, si se quieren cumplir los plazos, dispondrá de unas semanas para el amueblamiento y la puesta a punto. «El nuevo Parador estará terminado y plenamente operativo para 2012 y sus instalaciones estarán abiertas para acoger a los miles y miles de visitantes que visitarán Cádiz con motivo del Bicentenario de la Constitución», señaló Martínez, que en un guiño a las autoridades locales y a los propios gaditanos afirmó que «el mundo estará mirando a esta ciudad, a este país y por ello tenemos que hacer lo imposible para que todo salga perfecto».

En efecto, este será el único gran hotel del casco antiguo donde podrían alojarse los presidentes que vendrán con motivo de la XXII Cumbre de Jefes de Estado de Iberoamérica. De hecho, el nuevo Atlántico dispondrá de de 17 suites, una de ellas presidencial. Las habitaciones se repartirán a lo largo de las cuatro plantas del inmueble, a las que hay que sumar una entreplanta, una planta baja y un sótano, donde irán los garajes, salas de mantenimiento y almacenamiento.

 1039419

Piscina de 250 metros

Uno de los elementos más llamativos será la piscina. De 250 metros cuadrados y con una zona diferenciada para adultos y niños, estará situada debajo de las habitaciones, sobre la cubierta de la planta baja, lo que le proporcionará unas impresionantes vistas pero también intimidad. La piscina se completará con una terraza-solarium, de 450 metros cuadrados. Esta decisión se tomó porque no se podía colocar en el lugar en que está ahora la actual, ya que el terreno donde se bañan ahora los clientes -un exclusivo balcón a la Bahía-, pasará a ser parte del nuevo paseo marítimo del casco antiguo (un trazado que arranca en las murallas de San Carlos, sigue por el Baluarte de la Candelaria, Santa Bárbara, hotel Atlántico, Campo de las Balas y enlazará con Santa Catalina). Al mismo nivel que la piscina, en lo que se ha bautizado como entreplanta de clientes, se ubicará un área de salud y relax con una segunda piscina (esta vez, cubierta), así como el comedor de desayunos, que tendrá también una terraza cubierta mirando al mar.

124

habitaciones tendrá el nuevo edificio, frente a las 149 que tiene ahora Las nuevas serán más amplias y sin barreras.

17

suites se repartirán por el nuevo Atlántico (con vistas a la Bahía y a la ciudad). Una de ellas será una suite presidencial.

20

millones es la inversión total. Buena parte de esta cantidad irá para mobiliario e innovación de carácter medioambiental.

250

metros tendrá la piscina al aire libre, que irá en la entreplanta y tendrá vistas a la Bahía, como la actual, pero elevada.

450

metros de terraza-solarium irán situados junto a la piscina. Además, los clientes dispondrán de un área de salud y relax.

1.200

metros de jardines exteriores rodearán al edificio y supondrán la continuación de la línea verdel parque Genovés y el área de Santa Bárbara.

El presidente admitió que el calendario de obras es «muy ajustado» «El nuevo Parador estará terminado y plenamente operativo para 2012» La accesibilidad es una de las obsesiones: toda la señalización se hará también en braille Martínez aseguró que no tiene noticias del edificio anexo que irá como ampliación


1039418 

20 metros de retranqueo

El edificio se retranqueará unos 20 metros, precisamente para dejar espacio al nuevo paseo, pero no estará protegido por una valla. En la planta baja, mirando a ese nuevo paseo por el borde del mar, habrá un bar-cafetería abierto a la población. También en esa planta baja y con acceso libre se situará el restaurante y una amplia recepción de 350 metros cuadrados, así como las salas de eventos y reuniones. Asimismo, habrá a ras de calle una galería para celebrar actos culturales, exposiciones y cócteles, un jardín exterior de 1.200 metros cuadrados, y la cocina del Parador.

Los responsables de la empresa pública insisten en que el edificio, en sintonía con lo que se está haciendo en otros establecimientos de de la cadena, será eficiente desde el punto de vista energético y apenas generará residuos. «El nuevo parador de Cádiz será un Parador Verde, sostenible y contará con sistemas que permitirán ahorrar agua», explicó Miguel Martínez.

El edificio utilizará energías limpias y renovables, especialmente la solar. También dispondrá de un sistema que le permitirá reciclar la mayor parte de sus residuos y una instalación eléctrica que hará posible que se reduzca la factura de la luz al mínimo.

Martínez subrayó también los avances que se darán en accesibilidad, no sólo para personas de movilidad reducida, con la eliminación de barreras arquitectónicas, sino también para invidentes, con señalización en Braille.

«Será un Parador de primerísimo nivel nacional e internacional, tal y como se merece tener una ciudad tan acogedora y hermosa como Cádiz», aseguró el responsable de la cadena hotelera.

Reunión con la alcaldesa

Tras la presentación del proyecto, que se realizó en el propio Hotel Atlántico, el presidente de Paradores se reunió con la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, para darle los detalles del nuevo establecimiento, tal y como se había comprometido cuando la edil acudió a Madrid para reunirse con él.

Respecto al proyecto de ampliación del Parador, que irá situado en el anexo terreno del Campo de las Balas, Miguel Martínez señaló que la construcción del nuevo edificio corresponde a Turespaña, aunque una vez que entre en funcionamiento ya se incorpore a la red. De momento, lo que se sabe es que el terreno ya ha pasado del Ayuntamiento al Estado, pero se desconoce si se está preparando el proyecto básico, que sería el primer paso. Sin embargo, ya se da por seguro que no estará listo para el Bicentenario de la Constitución, en vista de que este -que sí tiene proyecto y una planificación concreta- llegará justo.

http://www.lavozdigital.es/cadiz/20091009/cadiz/atlantico-futuro-20091009.html