sábado, 3 de julio de 2010

"Siempre defenderé el uso náutico deportivo del Ciudad del Mar"

Rafael Barra: "Jamás se podrá desafectar esa zona" · Confía en que en seis meses esté definido el uso del edificio y de los 9.000 metros del solar que lo cobija

En poco menos de seis meses, la sociedad mercantil o el consorcio que nazca a raíz del pacto o protocolo firmado entre la Junta de Andalucía, Ayuntamiento de Cádiz y Autoridad Portuaria de la Bahía (APBC) deberá tener definido un proyecto que plasme con claridad el uso del edificio Ciudad del Mar, de Puerto América.
En ello confía el presidente de la APBC, Rafael Barra, que definía ayer el cronograma de estos seis meses de plazo que se plantearon las citadas tres administraciones en el protocolo firmado el lunes, 21 de junio, en el Consistorio gaditano. Pero pese a lo que ocurra en ese período, el responsable portuario afirma que "siempre defenderé el uso náutico deportivo tanto del edificio como de su entorno".
Pero antes que nada, al igual que hacía en días pasados el delegado municipal de Urbanismo, Ignacio Romaní, Barra también se encomendó en cuerpo y alma a la consejera de Obras Públicas de la Junta de Andalucía. "Todo esto ha ocurrido gracias a Rosa Aguilar", afirma con rotundida, antes de enunciar la relación de los hechos que, según Barra, tienen que sucederse en los seis meses venideros.
Según Barra, en este medio año, del que ya resta una semana, la alcaldesa de Cádiz debe renuciar formalmente a la concesión del edificio. En ese aspecto, Rafael Barra, recuerda que "ha sido siempre la única solución viable". "Si no hubiera renunciado, como lo ha hecho, nunca habría sido capaz de poner, en los cinco años que restan, el edificio en valor".
Tras la renuncia de Teófila Martínez, "ya dispondremos delbien", por lo que habrá que pasar a la creación de la sociedad mercantil o consorcio en el que deberán estar representados (aún habrá que estudiar en qué porcentajes) Junta, Ayuntamiento y Autoridad Portuaria. Ese ente se convertirá sin mediar concurso, tal y como la Ley le permite, al tratarse de un acuerdo entre administraciones, en la nueva propietaria del edificio y de los 9.000 metros cuadrados del solar que lo cobija.
Una vez que el consorcio o sociedad mercantil se haga cargo de la concesión, "tiene la obligación de rahabilitar la parte construida, terminal la obra y explotar el edificio".
"Es lo que hay que hacer en estos seis meses", según Rafael Barra. De todas formas, el responsable de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz recuerda también que se formará una comisión de seguimiento "que tendrá que reunirse y habrá que ir perfilando el proyecto".
Sobre su uso y explotación, Rafael Barra advierte que siempre defenderá el uso que otorga a ese espacio, es decir, el uso náutico deportivo y para cruceros. Preguntado por el término "defender", el presidente de la APBC recuerda que la alcaldesa contempla en el PGOU de Cádiz los terrenos colindantes al Ciudad del Mar como "área de oportunidad". Y es ahí cuando Barra recuerda que pase lo que pase será siempre suelo de dominio portuario y siempre defenderá la finalidad que otorga el Plan del Puerto, es decir actividades complementarias a usos náutico-deportivos. A suvez recuerda que la Ley tampoco contempla allí la ubicación ni de viviendas ni de hoteles, "que sólo sería posible tras una modificación planteada en Consejo de Ministros".