martes, 28 de diciembre de 2010

Cultura da el visto bueno al derribo de la torre de los polvorines en San Sebastián

La decisión de la Delegación Provincial modificará el proyecto que incluirá una plaza de 36.000 metros cuadrados en este lugar

Cultura da el visto bueno al derribo de la torre de los polvorines en San SebastiánEra una decisión esperada y sabida por el Consorcio de Bicentenario aunque hasta ayer no se dio a conocer. La Delegación Provincial de Cultura ha dado su visto bueno al derribo de la torre de los polvorines ubicada en el patio del Castillo de San Sebastián. Desde el Consorcio, el gerente Gabriel Almagro apuntó que «tras los estudios pertinentes, se ha demostrado que la torre no tienen ningún valor histórico ni de patrimonio por lo que han autorizado a que se prescinda de ella». Este hecho ha obligado a modificar el proyecto de rehabilitación del castillo que ya se está haciendo sobre la marcha para no perder tiempo y así poder acabar las obras en el plazo acordado.

Lo que dejará tras de sí el derribo de la torre de los polvorines será una plaza de unos 36.000 metros cuadrados, «una de las más grandes en la ciudad de Cádiz, si no la más», según Almagro ya que además del edificio se allanará el terreno por lo que desaparecerá el montículo sobre el cual se sitúa. Será un espacio dentro de la fortaleza destinado a la actividad lúdica de Cádiz.

Aunque desde el Consorcio aseguraron que la información de la autorización ya estaba en trámite, diversos sectores de la población gaditana manifestaron su desconocimiento. Desde el Ateneo gaditano, su presidente Ignacio Moreno, esperó a estudiar el documento antes de hacer ninguna valoración al respecto.

El arquitecto Julio Malo de Molina mostró su satisfacción ante la decisión adoptada por Cultura «ya que la torre carece de valor», algo que ya manifestó en ocasiones anteriores como en la presentación del proyecto por parte de Tragsa, la empresa que dirige los trabajos. Este arquitecto señaló que se trata de una «torre, de estilo militar, austera, que no está registrada en ningún catálogo y aunque se le atribuye al arquitecto Casto Fernández Shaw no hay ningún estudio que así lo demuestre». Además, reseñó que «tiene un alto impacto visual sobre la zona».

Trabajos en Casamatas

El gerente del Consorcio del Bicentenario afirmó ayer que los trabajos de rehabilitación del castillo avanzan a buen ritmo y en estos momentos «se están concluyendo los trabajos de consolidación de las casamatas». En los últimos meses se ha realizado la instalación de equipamientos de electricidad, fontanería, saneamiento y climatización. De hecho, las casamatas, que irán destinadas a salas de exposiciones, están prácticamente terminadas.