lunes, 14 de febrero de 2011

El anexo del Oratorio costará 1,7 millones y estará en febrero de 2012

La empresa que ejecuta las obras en el templo asumirá también el proyecto de reforma para el centro de interpretación · Los trabajos en la histórica iglesia alcanzan ya un 72% de toda la actuación prevista

El Centro de Interpretación del Oratorio de San Felipe Neri estará abierto a tiempo para el inicio oficial de los actos del Bicentenario, el 19 de marzo de 2012. La Junta de Andalucía, que financia las obras a través de la Oficina de Rehabilitación del Casco Antiguo, ha adjudicado los trabajos de remodelación del edificio anexo al templo a la empresa 'Alberto Domínguez Blanco. Restauración Monumentos S. A.', que tiene por delante una labor complicada pues el plazo de ejecución para esta operación es de un año, por lo que la obra deberá de estar terminada en febrero de 2012, apenas un mes antes del comienzo de la conmemoración del Doce.
La obra fue adjudicada a esta firma tras la reunión celebrada por la comisión de seguimiento del Oratorio, integrada por representantes del Obispado de Cádiz, el Consorcio del Bicentenario y de la Consejería de Obras Públicas, entre ellas la directora general de Arquitectura, Ana Vinuesa, cuya labor, junto a la de Fermín Moral, director de la Empresa Pública de Suelo de Andalucía, ha sido fundamental para impulsar de forma definitiva este proyecto, que comenzaba a peligrar por el retraso que estaba acumulando el inicio de la actuación.
En todo caso, que la empresa que va a ejecutar los trabajos sea la misma que ya está realizando la rehabilitación integral del Oratorio va a permitir afrontar las obras en el anexo con más rapidez, pues para esta compañía supondrá una fase más de los trabajos del propio templo. Además, se actúa sobre una superficie no muy amplia, 551 metros cuadrados, con un diseño interior no muy complicado salvo por la intención de recuperar la fachada lateral del Oratorio, que fue tapada por el edificio a mediados del siglo XVIII.
El renovado edificio servirá como "puerta e inicio ilustrado de la visita al templo", abriendo un nuevo acceso desde la misma calle de San José, para así evitar la escalinata por la que ahora se accede al inmueble.
La planta baja, la de mayor tamaño, concentrará toda la información de interés para el visitante que recorrerá todas las estancias donde se aportará información, con los medios técnicos más modernos, sobre "los hechos y circunstancias referentes a la Constitución de 1812, las Cortes que la redactaron y el ámbito espacial que las acogió".
Se contará también con una sala multifuncional y dos zonas de exposición que, en conjunto, ocuparán unos 250 metros cuadrados.
El proyecto incluye también la actuación en la sacristía del Oratorio y, sobre todo, la recuperación de la fachada lateral que da a San José, eliminando los forjados intermedios. Se modifica la disposición del núcleo de escaleras y ascensor que facilita el acceso a las distintas plantas del propio Oratorio. En el exterior, se mantiene el estilo de la fachada dando continuidad a la del colegio público de San Felipe.
Por lo que respecta a las obras en el interior del Oratorio, estas avanzan a muy buen ritmo. Se calcula que se ha cubierto ya el 72% del total del proyecto y que en una o dos semana se procederá al desmontaje de todos los andamios. Tras los complicados trabajos realizados en la bóveda, los muros interiores han recuperado los colores originales y los mismo está ocurriendo con las distintas capillas, como ya adelantó Diario de Cádiz en el número 2 de su revista El Conciso, con imágenes espectaculares desconocidas desde hace siglos.
Una vez concluyan las obras en estos dos edificios, el Ayuntamiento acometerá el arreglo del viario de toda la zona.