martes, 22 de febrero de 2011

Los vecinos quieren que se les escuche en el proyecto tranvía

Cada una de las asociaciones tiene en sus barrios distintos problemas con el plan de movilidad y piden que todos sean expuestos en una reunión con el Ayuntamiento

Las asociaciones de vecinos del casco antiguo se posicionan en su mayoría a favor de la instalación, en la periferia del centro histórico, del tranvía urbano, pero todas manifiestan querer participar en una reunión con la alcaldesa, Teófila Martínez para poder exponerles los problemas que el nuevo proyecto plantea para cada uno de los barrios por los que circulará.
Los vecinos más afectados por las últimas obras del parking de Santa Bárbara se muestran positivos con el proyecto planteado ya que, asegura su portavoz, "se trata de algo que beneficia a todos y que puede disminuir el número de vehículos privados que tanto congestiona el centro", comentaba Marzán. Una idea en esta línea ya la plantearon durante la construcción del mayor aparcamiento de la ciudad por el que desaparecieron muchas plazas para coches, "la instalación de unos autobuses pequeños que conectaran distintos puntos interiores habría disminuido el número de vehículos privados, lo pedimos entonces y lo seguimos defendiendo ahora que aparece el tranvía". De esta forma este colectivo pide que no disminuya el servicio de autobuses urbanos, "sobre todo el de la línea dos, que aunque hace el mismo recorrido que el planteado en la presentación del proyecto de tranvía, será muy útil los días laborables en el que seguro el nuevo medio de transporte no podrá absorber a todos los estudiantes de los colegios de esta zona".
Para este barrio se trata de un proyecto interesante y al que en principio "no se le puede poner inconveniente alguno", decía el presidente de la asociación, Enrique Carril.
Son dos los puntos de lo presentado que cuestionan. En primer lugar el trazado. Querrían que el recorrido atravesase la muralla de San Carlos porque "se adentraría más en el barrio, aunque entendemos que culturalmente quizás no sea posible y aceptamos el recorrido propuesto por la plaza España", explicaba Carril.
En segundo lugar está el precio. Una vez se construya también coincide con que habrá duplicidad de medios para un mismo trayecto y, "solo conservaría el autobús en el caso de que su precio fuese más económico que el del tranvía porque a los vecinos les importa mucho eso, y si se puede elegir una alternativa barata es mejor", puntualizaba antes de pronunciar que "sería un caos tener una línea de tranvía y al mismo tiempo una de autobús si no fuese por este motivo", algo que sí funciona en otras ciudades, eso sí, con mayor población.
Los aparcamientos que están construyendo en Santa Bárbara y los ya útiles de la plaza de Canalejas "se alejan demasiado de nuestro barrio", exponía José Rodríguez, presidente de la asociación de vecinos del barrio de Santa María.
Explicaba que el único parking que tienen cerca, situado en la cuesta de las Calesas, es privado y no se les permite adquirir plazas para residentes. "Con el nuevo tranvía perderíamos plazas de aparcamiento y si ya perdemos tiempo para encontrar una ahora, no sé que vamos a hacer cuando nos quiten las pocas que hay", añadía Rodríguez. Sólo en el caso de que en el nuevo parking de la plaza Sevilla se les permitiese adquirir plazas se les solucionaría este primer problema que se plantea desde el barrio colindante con las Puertas de Tierra.
Desde su ubicación también se quejan de que el sentido único, si se llegara poner en la periferia de la ciudad, "no les beneficiaria porque para salir de Cádiz tendrían que dar toda la vuelta".
En el caso de los autobuses para ellos supone también, como para otros barrios, "un gasto innecesario en un recorrido que ya cubre un medio".
Por el contrario quieren sugerir al Ayuntamiento la implantación de "una especie de motocarros; tienen plazas para tres personas más el conductor; entran por todas partes, son mucho más baratos y permitirían la movilidad por zonas que no puede cubrir ningún otro medio de transporte".
Por último y respecto al límite del tranvía que hace el recorrido Chiclana-Cádiz, este barrio se pronuncia a favor de que llegase hasta la plaza España, "es beneficioso para todos los estudiantes sobre todo, que tendrán que bajarse cerca de astilleros y coger luego el tranvía urbano; es una pérdida para ellos de tiempo y de dinero", concluía.
Lo primero que tiene en cuenta esta asociación son todos los vecinos del centro, "somos los que vamos a tener el tranvía en las puertas y a los que va a afectar directamente cuando busquemos aparcamientos, cuando nos movamos alrededor de nuestras casas", detallaba Francisco Gómez Vera, portavoz de Cádiz Centro.
Para este colectivo son varios los puntos que debe cumplir el proyecto para que cuente con el respaldo de muchos vecinos a los que representan.
"Lo primero es la circulación, si instalar un tranvía supone poner en un solo sentido toda la periferia no contarán con nuestro apoyo", señaló explicando que entre otras cosas las mercancías tendrían que dar toda la vuelta para ir a puntos ahora tan cercanos para los transportistas como es la Catedral, "con la propuesta del PGOU los repartidores tendrán que hacer kilómetros para llevar los pedidos, algo que traerá problemas", apostilló.
Pero de todo lo más importante que quieren trasladar hasta el Ayuntamiento es que "no se pueden hacer cosas puntuales, sino planificar el total de actuaciones y ver la posible convergencia, impactos en todos los niveles y viabilidad de las infraestructuras; no podemos montar hoy un trozo de carril bici y mañana poner un tranvía sin ver las consecuencias".
Para su presidente todo sigue muy confuso, "es un proyecto que se ha presentado corriendo, todo me parece estupendo, pero hay que ver cómo nos va a afectar". Para este representante la pérdida de aparcamiento no es tan importante, "todo debería de ser peatonal, que la gente no sea tan cómoda y coja el transporte público". Respecto a los autobuses los conservarían, aunque con menor frecuencia, "siempre teniendo en cuenta el número de paradas y la distancia entre ellas".
A pesar de todo cree que si se hace bien "no solo vendrá bien al barrio del Pópulo, sino también a todo el casco antiguo y al turismo de la ciudad", concluyó.

Diario de Cádiz - Los vecinos quieren que se les escuche en el proyecto tranvía