viernes, 15 de abril de 2011

"No es imposible que el Parador esté para febrero, pero temo el papeleo"

Luis Collarte, arquitecto del Hotel Atlántico, asegura sentir la "presión" del Doce · Ya se ha construido entre un 50 y un 60% de la estructura, y el resto estará en pie en "un mes y medio o incluso menos"

"Sentimos la presión del Doce". La frase es breve, pero la alarga sin palabras, asintiendo con la cabeza durante unos segundos. Luego prosigue: "Pero yo no estoy molesto. Trabajar con presión es lo normal". Lo dice el arquitecto del futuro Parador Atlántico, Luis Collarte, que a orillas de la obra ha informado a este medio sobre el desarrollo de los trabajos, iniciados el pasado mes de noviembre por la empresa Acciona.
Lo que nuestros ojos atisba sobre el terreno corresponde a un 50-60% de la estructura del equipamiento hotelero. Los aproximadamente 200 operarios que trabajan en diferentes turnos desde las seis de la mañana y hasta las doce de la noche ya han puesto en pie el esqueleto de la planta baja, el de la entreplanta y el del primer piso, y también le están dando forma al del cuerpo bajo del edificio, que albergará los diferentes salones, la cocina, la piscina y el spa. El resto de la estructura (otras tres plantas) estará construida en un plazo de "mes y medio o incluso menos, porque lo que queda es lo más fácil de levantar". "De todas formas, la parte más compleja de la obra no es ésta, sino los acabados y las instalaciones", agrega Collarte.
El ritmo de los trabajos es aceptable, "vamos de acuerdo al planning presentado por la constructora, con un pequeño retraso de una semana porque los días fuertes de lluvia nos cogió liados con la cimentación y tuvimos que parar. Pero ya prácticamente está recuperado ese tiempo".
Aunque todo marcha según lo previsto, el arquitecto orensano prefiere mostrarse prudente con respecto a la fecha de inauguración del Atlántico. "La obra tiene que estar terminada en los primeros meses de 2012 según contrato, y vamos a buen ritmo. Pero no voy a decir que veo fácil que el hotel abra sus puertas en febrero o marzo del año que viene porque no depende sólo de nosotros. Si nadie la lía parda, estará para esa fecha", ríe. Y acto seguido retoma el discurso: "Diré que no es imposible y que apuesto más por el mes de febrero que por del marzo, por la cosa de que esté funcionando ya en carnavales. No es imposible pero hay que ser prudente. El problema siempre surge con los trámites burocráticos. Yo no le tengo miedo a los ladrillos. Los ladrillos se ponen y se quedan fijos, pero los papeles se mueven, se mueven mucho. El sector de la construcción tiene una capacidad más que sobrada para hacer cualquier cosa, incluso las mayores animaladas del mundo. Pero lo de los papeles... es otra cosa. Ahí dejo este mensaje". Un mensaje con claros destinatarios, los políticos.
El Parador Atlántico será el único gran hotel que estará listo en la ciudad durante la celebración del Bicentenario, pero el profesional rehusa pronunciarse sobre ese grave déficit hotelero con el que Cádiz se presentará al festejo. "Es un hecho que no me toca valorar. Lo que puedo decir es que me parece muy bueno para Cádiz la construcción de este Parador. Y si su apertura coincide con el Doce, pues bien. Pero objetivamente hablando, la decisión de edificar este hotel es muy buena porque supone la perpetuación de una relación entre la ciudad y Paradores que siempre ha funcionado". Y añade: "Cádiz ha tenido mucha suerte. La decisión de Paradores de demoler el anterior edificio y construir uno nuevo ha sido muy valiente".
El equipamiento que se levanta junto al parque Genovés será un hotel de cinco estrellas accesible para las personas discapacitadas y también será un Parador verde, es decir, medioambientalmente sostenible. Contará con 124 amplias habitaciones repartidas entre cuatro plantas, 17 suites, mil metros cuadrados de salones, una piscina con vistas al mar de 250 metros cuadrados y elevada unos ochos metros del suelo, la mayor cocina de la red de Paradores con 550 metros y 1.200 metros cuadrados de jardín.
Collarte hace una apreciación. Aunque el anterior recinto contaba con más habitaciones, las del futuro inmueble serán "más democráticas" porque "todas tendrán la misma calidad de confort y vistas al mar. No habrá habitaciones malas". Asimismo, adelanta que su equipo ya está trabajando en el proyecto de equipamiento del Parador, con el fin de desarrollarlo de forma paralela a la terminación del Atlántico y así ganar tiempo.
Fue el pasado 26 de octubre cuando se celebró el acto simbólico de colocación de la primera piedra del complejo hotelero. En ese evento, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, pidió al presidente de Paradores, Miguel Martínez, que hiciera "todo lo posible y lo imposible" para que el Atlántico sea una realidad en los primeros meses de 2012.

Diario de Cádiz - "No es imposible que el Parador esté para febrero, pero temo...