sábado, 11 de junio de 2011

Más de la mitad del trazado del AVE sigue en obras a seis meses del Doce

Fomento dice que abrirá la línea el año que viene, pero el tren no podrá cumplir con el anuncio de 3 horas y 11 minutos de Cádiz a Madrid

El proyecto de AVE circula muy despacio por la Bahía. Más de la mitad del trazado de la línea de alta velocidad entre Sevilla y Cádiz se encuentra en obras a seis meses de 2012. Los tramos con mayor retraso se localizan en la provincia de Sevilla, entre Las Cabezas y El Cuervo, mientras que en el término gaditano, el revés se lo ha llevado Puerto Real con la paralización del soterramiento de sus vías. En estos momentos restan 73 kilómetros de desdoblamiento y electrificación del tendido ferroviario para culminar una obra que arrancó en 2004. Su terminación permitirá viajar desde Cádiz a Madrid en solo tres horas y once minutos frente a las cuatro horas y media de ahora.

Más de la mitad del trazado del AVE sigue en obras a seis meses del DoceEl PP asegura que se trata de otra obra que «tampoco» estará para el Bicentenario, aunque el Ministerio de Fomento insiste en que la línea entrará en servicio el año que viene. De momento, 68 kilómetros entre Utrera y Jerez están patas arriba, mientras que los cinco de soterramiento en Puerto Real siguen desde principios de año en vía muerta por la falta de financiación. Si Fomento estrena la línea en 2012, el tren no cubrirá el recorrido a Madrid en 3 horas y once minutos como se anunció. Seguirá en 4 horas y 23 minutos, debido a los tramos en obras.

El ministro de Fomento, José Blanco, visitó la Bahía el pasado 26 de enero para inaugurar la estación de San Fernando y otros nueve kilómetros de línea AVE. Sin embargo, se mostró esquivo a la hora de confirmar la fecha de terminación del proyecto de alta velocidad entre Sevilla y Cádiz. Su visita estuvo precedida por un duro cruce de reproches entre la alcaldesa Teófila Martínez y el portavoz de Fomento en el Congreso, el socialista Salvador de la Encina. El origen de la polémica no era otro que la adjudicación una semana antes de la obra de electrificación del tramo de alta velocidad que discurre entre Utrera y Las Cabezas por 56 millones de euros y 30 meses de plazo. Esta adjudicación hizo saltar todas las alarmas sobre la fecha definitiva para la terminación de la obra.

El contrato refleja que hasta julio de 2013 no estará completo dicho tramo, lo que descuadra el calendario previsto por Fomento.

Teófila Martínez y el diputado del PP por Cádiz Aurelio Sánchez pusieron en jaque al Ministerio al colocar negro sobre blanco y echar las cuentas de los tramos que están en obras. La conclusión es que la línea de alta velocidad no estará acabada en 2012.

Esta afirmación fue contrarrestada por el diputado Salvador de la Encina que acusó a los populares de no tener legitimidad para criticar un proyecto «que dejaron empantanado». El portavoz de Fomento insistió entonces en que el Ministerio «hará todos los esfuerzos para que la alta velocidad con Cádiz esté concluida el año que viene».

La voluntad del Ministerio choca con la realidad de la obra. El gabinete de Comunicación de Fomento aclaraba ayer a LA VOZ que «siguen los trabajos en 68 kilómetros de trazado» al tiempo que afirmó que la «línea estará en servicio el año que viene, como anunció el ministro». Para el diputado del PP por Cádiz, Aurelio Sánchez, esa afirmación es fruto de la perversión del lenguaje, es decir, la línea estará en funcionamiento, sin embargo, los trenes circularán por la antigua vía en aquellos tramos donde no se haya desdoblado el trazado, «lo que significa que el viaje a Madrid no se podrá cubrir en tres horas como se anunció». El PP no descarta que Fomento ponga en 2012 un nuevo tren entre Cádiz y Madrid, de la serie S-102, para dar buena imagen, «pero se circulará por la vía de cercanías».

El mapa ferroviario de la alta velocidad está casi culminado en la Bahía. De Jerez a Cádiz hay 49 kilómetros de vía desdoblada y dos estaciones nuevas: San Fernando y El Puerto. ¿Dónde está el problema? En Puerto Real. El Ministerio, la Junta y el Ayuntamiento de la localidad acordaron en 2007 soterrar las vías y pagar casi a medias el coste de la obra. De esta forma, Fomento correría con el 60% de la inversión, mientras que el resto de las administraciones aportarían el 20%, respectivamente. En julio de 2008 se adjudicó el proyecto a la unión temporal formada por las constructoras Sando y Azvi con un plazo de ejecución de 30 meses.

El proyecto incluye el soterramiento de la estación y el desdoble de 5,8 kilómetros de trazado. Su terminación estaba prevista para finales de 2010, sin embargo, la obra se encuentra paralizada desde enero por falta de financiación. Distintas fuentes consultadas coinciden en señalar que la Junta y el Ayuntamiento no pueden pagar ahora los 12 millones de euros que tienen que desembolsar para que la obra siga adelante.

El trabajo de soterramiento obligó a una obra previa. Los técnicos tuvieron que montar una vía alternativa para el paso de los trenes mientras duraba la obra. Todo apunta a que el trazado alternativo seguirá abierto en 2012.

La situación es más complicada en la provincia de Sevilla, donde todos sus tramos se encuentran en obra. La línea está operativa en los 28 kilómetros que separan Sevilla de Utrera. A partir de este punto empiezan las obras. Así, los 26,1 kilómetros que discurren entre Utrera y Las Cabezas son los más adelantados. La plataforma está terminada y se ha adjudicado su electrificación. Los plazos comienzan a torcerse entre Las Cabezas y Lebrija. Son 15,8 kilómetros y el pasado marzo comenzó la obra de la estación de Lebrija. A paso lento también discurren los 10,5 kilómetros del tercer tramo entre Lebrija y El Cuervo. La obra se adjudicó en octubre de 2006 y todavía no ha concluido.

El cuarto tramo lo comprende Jerez y el subtramo del ramal hasta el aeropuerto. Suman 17 kilómetros y ambos proyectos ya están fuera de plazo. Su terminación estaba prevista para 2010, aunque hay expectativas de que culminen en lo que resta de 2011.

Diario de Cádiz - Muchos proyectos por delante y poco dinero para afrontarlos