sábado, 1 de octubre de 2011

Un edificio moderno de 12 plantas será el primer hito de la avenida Juan Carlos I

El Ayuntamiento da luz verde al diseño de una de las seis construcciones previstas para cambiar la estética de esta arteria principal de la ciudad

Un edificio de estética modernista, iluminado por la noche, será el primero de los seis hitos que pretende construir el Ayuntamiento en la avenida Juan Carlos I para otorgar a la vía el carácter de arteria principal de la ciudad. Lo que hasta ahora está configurado como la zona trasera de los edificios que daban la espalda a las vías del tren, ha iniciado una transformación estética que arrancó, en el plano urbanístico, con las obras del soterramiento.

Esta primera construcción, propuesta por la empresa municipal Aguas de Cádiz, se levantará en el solar contiguo a la nueva estación de bombeo Alcalde Juan de Dios Molina del barrio de La Laguna-más conocida como La Martona-, cuando concluyan los trabajos que se están acometiendo en estas instalaciones. Este primer diseño dibuja un edificio de 12 plantas de altura, con una zona acristalada, que le permitirá destacar entre las construcciones colindantes y cuya finalidad será el uso administrativo.

Además, la construcción irá en consonancia con la estructura que cubre la estación de bombeo, cuyo diseño consta de una franja de vinilo transparente y ofrece una imagen más cuidada. Precisamente, esta fisonomía fue impuesta por el Ayuntamiento de Cádiz, que ordenó a la Consejería de Medio Ambiente el cambio del proyecto cuando las obras ya estaban iniciadas, y por el cual tuvo que aportar un millón de euros más de lo que estaba previsto en un principio.

El nuevo PGOU

Además de éste, el Consistorio gaditano tiene previsto en su futuro Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) construir otras 5 o 6 torres de entre 12 y 20 plantas de altura que guíen el paso por la citada avenida desde Zona Franca hasta el final de San Severiano. No obstante, parece que la altura máxima solo se aplicará a un máximo de dos de estas edificaciones.

Dos de estas otras construcciones estarán en la Glorieta de Zona Franca, a uno y otro lado, mientras que otra se ubicará en la zona de las casitas bajas de la Barriada de España, cerca de la estación de San Severiano. Justo en frente, en la confluencia de las calles José Cerezo y la calle Cooperativa, se levantará también otra torre, como resultado de la operación urbanística iniciada hace unos días con la demolición de la antigua casa cuartel de la Guardia Civil.

El último de los hitos que recoge el plan general se ubicaría en la zona de los antiguos depósitos de Tabacalera, donde se construirán viviendas una vez que se firme el acuerdo de cesión con Imperial Tobacco.

Una de las cuestiones más curiosas es que estos edificios podrán albergar, en un solo inmueble, vivienda protegida y libre, o combinadas con equipamiento, porque la idea del equipo de Gobierno municipal es ir obteniendo espacio para instalar allí los diferentes servicios municipales (desde bibliotecas a guarderías, instalaciones deportivas o de cualquier otra índole).