domingo, 1 de noviembre de 2009

Algo más que un espacio para exposiciones

Los depósitos de Altadis se presentan como una magnífica oportunidad para que sea un centro cultural vivo y donde además de la exposición, impere la creación

Diario de Cádiz continúa hoy con la serie que pretende aportar ideas y proyectos para una mejor utilización de los grandes espacios urbanos y equipamientos. En esta ocasión las ideas se van a centrar en el apartado del ocio, la cultura y el turismo.
Cádiz se va convertir en el año 2012 en la Capital Iberoamericana de la Cultura. La programación que se va a producir en torno a la efemérides va a ser ingente. Hasta ahora el Ayuntamiento de Cádiz se limita a definir el futuro de algunos de los espacios que se han recuperado para la ciudad como lugar para exposiciones. Pero detrás de eso habría que definir mucho más ya que habrá demasiados metros cuadrados para las muestras teniendo en cuenta que cuando acabe el Doce la actividad cultural bajará de manera ostensible.
Los depósitos de Altadis, junto a la avenida Juan Carlos I son la gran joya que se ha conseguido para la ciudad. Son más de 43.000 metros cuadrados, un espacio más que suficiente para hacer un proyecto cultural de altura donde se dé cabida desde las artes escénicas, a las visuales, el diseño, la música, la danza, la arquitectura y la moda entre otras disciplinas.
El director de la empresa Cadigrafía, Ignacio González Dorao, ya dijo hace un año que creía que en este lugar debería ir un gran centro destinado a la creatividad y, en concreto, hacer de la zona un gran estudio de cine con industria auxiliar como apoyo.
El modelo que se plantea Diario de Cádiz toma como referencia el que se está llevando a cabo en el antiguo edificio del Matadero de Madrid o los europeos de Le 104 de París, Delfina Foundation (Londres) y Les Abbattoirs (Tolouse). Estos se han montado en algunos de los casos sobre edificios que han tenido un uso industrial anteriormente y que ahora se han convertido no sólo en un lugar de exposición e interpretación sino también de producción.
Parte de los depósitos de Altadis podrían estar destinados al aspecto escénico. Así, no haría falta un gran teatro sino varias zonas flexibles con un pequeño camerino, un escenario y todo lo que lleva la producción teatral. Sería un escenario que podría dar cabida a pequeñas representaciones u otra más ambiciosas. La alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, asistió en Bogotá (Colombia) en el Festival Iberoamericano de Teatro de esta ciudad a una obra en un lugar que anteriormente había sido una academia y que se había adaptado para el teatro.
En los depósitos de Altadis también debería ir una parte dedicada a la creación pura y dura y también para la discusión donde los artistas y el público puedan relacionarse y debatir sobre el arte, a la vez que servir como un lugar de exposición.
En Cádiz siempre se ha hablado que se quiere tender a conseguir industrias blancas y de un alto valor tecnológico, sobre todo en el entorno de la Zona Franca. En esos depósitos también podría tener cabida un lugar para la promoción y difusión del diseño, donde, desde la propia cultura, se podría generar economía.
En los depósitos de Altadis podría haber teatro, exposiciones, presentaciones, debates y convertirlo en un hervidero cultural con vida que traspasara el corsé de unos cuadros expuestos en una pared.
Para la rehabilitación de los depósitos de tabaco habría que conseguir algo que nunca perdiera el uso que ha tenido durante todos estos años, pero que también tuviera un toque de creatividad que representara todo lo que allí se puede albergar.
Otra reconversión curiosa de un espacio industrial o de negocios ha sido el que se ha llevado a cabo en París, donde un tanatorio se ha convertido en un centro de arte contemporáneo. De este proyecto también se revela un aspecto curioso y es que alberga un espacio como residencia de artistas, en el cual pueden dar rienda suelta a sus creaciones.
En Cádiz se ha dado algo parecido en el castillo de Santa Catalina, pero de una manera mucho más modesta de lo que se podría plantear aquí.
Este espacio va a ser uno de los más importantes durante el Bicentenario y el Ayuntamiento de Cádiz tiene puestas muchas esperanzas en el mismo, pero al estar situado cerca de la futura Facultad de Medicina y alejado del casco histórico puede tener un enfoque mucho más moderno y dinámico que el del tradicional museo al uso.
De momento desde el Ayuntamiento no se ha planteado nada concreto con respecto a estos depósitos, salvo el manido anuncio inicial de lugar para exposiciones y muestras.
Ya por último, tal y como planteaba Ignacio González Dorao en su día, se podría dar cabida también a un gran plató que permitiría generar junto al mismo actividad económica.
43.000

http://www.diariodecadiz.es/article/cadiz/552421/algo/mas/espacio/para/exposiciones.html