lunes, 28 de marzo de 2011

Z La plaza de Santa María del Mar coge ritmo para estar lista antes de verano

Ya está finalizada la entreplanta del local hostelero y solo queda pavimentar y adecuar la explanada tras ensanchar las aceras

La plaza de Santa María del Mar coge ritmo para estar lista antes de veranoLa plaza de Santa María del Mar intenta recuperar el tiempo perdido para cumplir con la intención municipal de estar rehabilitada antes del verano. Desde el año 2006 se pretende poner en marcha un proceso de reurbanización que contemplaba un quiosco-bar rechazado desde el principio por los vecinos. Tras llegar a un acuerdo, las obras arrancaron el pasado mes de enero con un proyecto nuevo que consiste en construir el local hostelero pero en la pendiente de acceso a la playa y en una plaza reconstruida y libre al uso público. Ahora, en apenas dos meses, las obras ya están casi a un tercio de ejecución. Actualmente se está ampliando el acerado de este tramo del Paseo Marítimo y ya se ha finalizado la instalación del alumbrado. De la conocida plaza de la Estrella quedaría solo la instalación de la solería y la plantación de las palmeras, así como colocar farolas y bancos.

En cuanto a la construcción del restaurante, cuyos trabajos no dependen del Consistorio, ya está concluida la entreplanta y se ha comenzado a trabajar en las instalaciones. El restaurante se habilitará en lo que era antes un almacén de los servicios de playa. La adaptación de este local incluye la construcción tanto de una plataforma sobreelevada de madera y de una terraza, como de una escalera de acceso al nivel superior. La ubicación del bar en el entresuelo hará que se minimicen las molestias por ruido. Según indicó el concejal delegado de Urbanismo, Ignacio Romaní: «Con estas obras se va a conseguir que la plaza tenga una imagen totalmente renovada y que atraiga a paseantes y ciudadanos a que disfruten del entorno de la playa de Santa María. Quienes se acerquen a la zona tendrán la opción tanto de dejar a los niños jugando en la plaza, con el espacio de juegos infantiles previsto, como de disfrutar del espacio hostelero que se está habilitando. Por lo tanto, podemos decir que con esta actuación estaremos delante de un nuevo lugar especial de la ciudad».

Toda la zona de actuación quedará a un mismo nivel para que la plaza se una al tránsito peatonal del Paseo y no quede apartada y solitaria, como hasta ahora ha ocurrido. Para la continuidad que se pretende, es necesario renovar los pavimentos originales de la plazoleta, sustituyendo los actuales adoquines de hormigón por nuevas piezas de cerámica antideslizante en dos tonalidades.

Además, se instalará una barandilla metálica en la zona de mayor longitud y, por tanto, en la línea de menor pendiente. En el acceso lateral, una escalera de madera anexa al muro comunicará directamente la superficie con la planta baja, mientras que en una parte acotada de este sitio de esparcimiento habrá una zona de juegos infantiles montados sobre zapatas de hormigón y con una base de caucho.